ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 27 de noviembre de 2008

Las listas de espera quirúrgica bajan a su mínimo desde 2003

Sanidad congela los fondos destinados a estrategias de salud

Las personas que están pendientes de someterse a una intervención quirúrgica tienen que esperar de media 68 días, el periodo más corto desde que el Ministerio de Sanidad recopila estos datos de las comunidades autónomas. En el último recuento, correspondiente a diciembre de 2007, este tiempo era de 74 días, después de un repunte que el ministro de Sanidad, Bernat Soria, justificó por los conflictos laborales. En cambio, esta vez el titular del departamento no quiso lanzar las campanas al vuelo: no atribuyó el descenso a ninguna actuación en concreto -sólo mencionó los "planes de choque en algunas comunidades"- e insistió en que lo importante es que los números marcan una tendencia: en 2003, cuando esta espera se midió por primera vez, la demora era de 81 días.

El Gobierno y las comunidades ocultan el desglose de los datos

Como sus antecesoras, Soria no desglosó los datos por comunidades autónomas [hay un pacto entre el Ejecutivo central y los autonómicos para evitar que los ciudadanos comparen], aunque algunos de los consejeros que asistieron ayer al Consejo Interterritorial -los que estaban por debajo de la media- no dudaron en dar sus cifras: el de Baleares, Vicenç Thomàs (PSOE), dijo que en su comunidad la espera era de 55 días; la de Murcia, María Ángeles Palacios (PP), que dijo que estaba "30 días por debajo de la media nacional", y el de Castilla y León, Francisco Javier Álvarez Guisasola (PP), la cifró en 66.

Soria añadió que la espera para ser recibido en la consulta de un especialista, un nuevo parámetro que se ha empezado a medir el año pasado, se mantiene en 59 días. El ministro valoró que las reducciones en los tiempos se han conseguido a pesar del aumento de la población atendida y de la crisis.

Pero las listas de espera eran sólo uno de los 13 puntos del orden del día del Consejo, que la consejera canaria, Mercedes Roldós (PP), tildó de "trámite" al no tratar otra vez la financiación. En la reunión también se discutieron los criterios para el reparto de los fondos que el Ministerio de Sanidad aporta a las diversas estrategias de salud, como las de cardiopatía isquémica, diabetes, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC o tabacosis) o la nueva de ictus. Esta cantidad, 26,7 millones de euros, será la misma en 2008 que en 2007. Para la oposición, esta congelación es inaceptable, aunque el ministro lo valoró si se tiene en cuenta que el presupuesto de su departamento va a disminuir. Esta bajada coincide con el aumento de las partidas de personal, aunque, a cambio, el ministerio ha perdido el Instituto de la Salud Carlos III, que ha pasado a Ciencia e Innovación. Aparte de mantener la cifra, Soria manifestó que se acelerarían los acuerdos con las comunidades para su reparto, para que no suceda como denunció Roldós en su comparecencia: que todavía hay fondos de 2007 sin repartir.

Además, se aprobó la constitución de 32 centros de referencia (dedicados a patologías raras o muy complicadas), lo que también fue criticado por Roldós -convertida en portavoz oficiosa del PP ante el silencio de los consejeros de Madrid y Valencia- por ignorar a las regiones periféricas, como Canarias.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana