Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El PSOE admite que la dependencia exige más dinero del presupuestado

Zapatero anunciará el jueves nuevas medidas sociales y para ayuntamientos

Que los Presupuestos para 2009 nacen escasos en algunas partidas, a pesar de sus 330.000 millones de euros, es un hecho que ya reconoce el propio Gobierno, por lo imprevisible, a su juicio, de los efectos de la crisis económica. El Ejecutivo, que ha renunciado a alterar las cuentas en los trámites parlamentarios que aún quedan, ya ha previsto incrementar con posterioridad el gasto, a sabiendas de que la crisis económica llevará a más gasto. Es el caso de las partidas reservadas para la aplicación de la Ley de la Dependencia o para la financiación de los ayuntamientos. El Gobierno empezará a hacer la evaluación de lo que deberá gastar para paliar el desfase una vez se aprueben los Presupuestos, a finales de diciembre.

Los 1.158 millones de euros reservados en los presupuestos para la aplicación de la Ley de Dependencia suponen un incremento notable con respecto a los 871 millones de este año. Sin embargo, a juicio de todos los grupos de oposición, la partida se quedará escasa. "Tenemos el firme propósito de actuar con recursos complementarios para aplicar la Ley de Dependencia", confirmó ayer José Blanco, vicesecretario general del PSOE, tras la reunión de la Ejecutiva Federal. Los extras, aún no cuantificados, irían destinados a construcción de centros de día, prestación de servicios domiciliarios y contratación y formación de personal.

La situación de la dependencia se debatió ayer en la ejecutiva socialista. Lo planteó la responsable de Política Social, Soledad Pérez Domínguez, que puso en valor los efectos de esta ley que deberá culminar su desarrollo en 2015. Zapatero dio el visto bueno al planteamiento de esa dirigente en dos vertientes: por un lado, la defensa de mayor gasto público, y, por tanto, la asunción del déficit, para política social y, por otro, la certeza de que la dependencia crea puestos de trabajo. "Es el único sector que no destruye empleo sino que crea", señalan en la dirección socialista. En el PSOE se da por seguro que el presidente mencionará estas propuestas en el pleno extraordinario convocado para el jueves en el que anunciará medidas de creación de empleo.

En el mismo pleno esbozará otro grupo de medidas destinadas a los ayuntamientos. Será en la víspera de la reunión que Zapatero mantendrá en La Moncloa con el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, Pedro Castro, para contárselas en detalle. Seguramente a Castro no le satisfarán del todo, aunque supondrán un alivio después de que el Gobierno se negara a incluir sus demandas en los Presupuestos. Todas estas medidas incrementarán el déficit.

En la reunión de la ejecutiva, el presidente señaló que en la cumbre que mañana celebran los mandatarios de la UE se constatará que todos los Estados se endeudarán más allá del 3% que marca la Comisión Europea, aunque con su consentimiento temporal. Es muy probable que España termine 2009 con un déficit superior al 4%. Así, en el PSOE se justifica que tenga que haber aportaciones extraordinarias, más allá de los presupuestos. "Toda la derecha europea, menos el PP, ha girado y acepta el aumento del gasto público como receta a la crisis; si el PP no gira, no podrá haber acuerdo con ellos".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de noviembre de 2008