ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 22 de noviembre de 2008

Saura llama a ICV a utilizar la crisis para crecer entre los trabajadores

El líder ecosocialista avala que el Gobierno rechazará ERE como el de Nissan

Si Esquerra Republicana encontró su gran revulsivo electoral en las soflamas nacionalistas de José María Aznar, Iniciativa per Catalunya espera reimpulsarse entre las adversidades de la crisis económica. El presidente de ICV, Joan Saura, llamó ayer a la militancia a aprovechar la "oportunidad política de la crisis" para que la formación, más allá de ser un faro ecologista, recupere posiciones perdidas como referente obrerista. Y se comprometió a hacerlo dentro del Gobierno catalán, cuyo pacto se comprometió a revisar.

En la inauguración de la novena asamblea de ICV, que se celebra en Sabadell bajo el lema El neoliberalismo es la crisis, los trabajadores de Nissan le pusieron en bandeja la posibilidad de marcar perfil propio. Pese a que el presidente de la Generalitat ya ha insinuado que el Gobierno puede aceptar el ERE de Nissan para evitar la imagen de una Cataluña demasiado conflictiva, Saura garantizó que su presencia en el Gobierno "impedirá las regulaciones de empleo injustificables". Saura lo dijo después de que en el mismo congreso, el secretario de CC OO en esa empresa, Javier Pacheco, acusara al tripartito de actuar "con miedo".

La dirección ecosocialista ha logrado consensuar la nueva cúpula del partido ya antes de comenzar el congreso -Joan Herrera ascenderá hasta la secretaría general- lo que permitirá que el debate se centre en definir la estratégica. Al dirigente Joan Boada no le gustó que el nombramiento de Herrera se interpretara como un claro paso para suceder en el futuro a Saura. "ICV no es una monarquía hereditaria", afirmó.

En la presentación del informe de gestión, Saura se dedicó a desmontar los argumentos de las tres plataformas críticas que han surgido en la coalición, molestas sobre todo con la actuación de ICV en el Gobierno catalán.

Al líder ecosocialista no le quedó otro remedio que hacer autocrítica ante una militancia que ve a ICV cada vez más diluida en el tripartito. "Algunas cosas no se han hecho bien" y ha habido "claroscuros", admitió. Sin embargo, evitó referirse, por ejemplo, a la errática actuación del consejero Francesc Baltasar durante la crisis de la sequía.

A quienes critican la invisibilidad de ICV en el Gobierno, Saura recordó la limitación de velocidad a 80 kilómetros por hora en las entradas a Barcelona y la política pública de vivienda. Y a quienes reclaman que la formación deje de ser un aliado-muleta del PSC, recordó que ICV sólo considera la coalición de izquierdas. Al tiempo, Saura llamó a combatir las "presiones" en favor de la sociovergencia.

El decálogo de soluciones a la crisis

1 Refundar las instituciones económicas internacionales

y grabar los flujos de capital (Tasa Tobin).

2 Abolición de la directiva europea que amplía a

60 horas semanales la jornada laboral.

3 Creación de un organismo que controle las

ayudas a los bancos.

4 Derogación de la Ley de Estabilidad Presupuestariapara permitir un mayor endeudamiento de las

instituciones.

5 Cumplir a rajatabla la Ley de Dependencia y aumentar el salario mínimo.

6 Vivienda. Derogar la ley del Mercado

Hipotecario para proteger a los consumidores del

sobreendeudamiento.

7 Infraestructuras. Más inversión en transporte

público y en Investigación y Desarrollo.

8 Ampliar el gasto contra el cambio climático y aumentar la fiscalidad a las empresas contaminantes.

9 Ayudar a las empresas y exigirles compromisos de permanencia a largo plazo.

10 Más control sobre los ERE y nuevos programas de formación de parados.

Joan Saura, líder de Iniciativa, en su discurso de ayer en la asamblea de Sabadell. / EFE

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana