Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un presidente sin 'BlackBerry'

El presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, se enfrenta a la posibilidad de perder su teléfono con servicio de Internet, un medio de comunicación que ha utilizado continuamente en la campaña electoral como una rápida y discreta forma de contactar con sus asistentes. Ahora, el hecho de que todas las comunicaciones presidenciales deban ser oficiales y tengan que ponerse a disposición del Congreso si éste lo solicita, indican que Obama podría tener que librarse de su BlackBerry.

Según diversos asesores entrevistados el pasado domingo por el diario The New York Times, Obama está considerando desconectar su teléfono para cumplir con la Ley de Documentos Presidenciales, que entró en vigor en 1978 y que establece que todas las comunicaciones del presidente y el vicepresidente son propiedad del Estado. Dada la configuración tecnológica de los teléfonos de nueva generación, sería muy difícil mantener un seguimiento de todos los correos electrónicos enviados por el presidente para el posterior uso de los Archivos Nacionales.

El presidente electo deberá dejar de utilizar su cuenta de correo electrónico personal, aunque quizá pueda comunicarse mediante una cuenta cedida por la Casa Blanca. Obama podría ser, de todos modos, el primer presidente en utilizar un ordenador en el Despacho Oval. Ni Bill Clinton ni George Bush utilizaron el correo electrónico en sus cuatro legislaturas en Washington.

Bush, sin embargo, se ha visto envuelto en un escándalo por un supuesto uso irregular de un dominio privado de correo electrónico por parte de algunos altos funcionarios de su Administración, que utilizaron el dominio "gwb43.com" -las siglas de George Walker Bush, y el número de su presidencia, el 43- para enviar miles de correos electrónicos sobre asuntos controvertidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de noviembre de 2008