Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solbes dice que no habrá más recursos para afrontar la crisis

Alemania pone pegas al plan francés para la cumbre del G-20

El vicepresidente y ministro de Economía, Pedro Solbes, manifestó ayer que España ya ha agotado los recursos financieros disponibles para hacer frente a la crisis. Tras el consejo Ecofin, celebrado en Bruselas, Solbes manifestó: "Prácticamente hemos agotado nuestro margen de política discrecional". El vicepresidente indicó que "en España ya hemos hecho mucho". Precisó que la aportación a lo largo del año ha sido del orden de unos 20.000 millones de euros en términos de gasto o de menor ingreso; y otros 20.000 millones si se atiende a la tesorería.

Precisamente ayer, Bruselas aprobó el plan del Gobierno español de hasta 50.000 millones de euros destinado a la compra de activos sanos a las entidades financieras. La comisaria de Competencia, Neelie Kroes, manifestó que "el fondo español ha sido adecuadamente concebido para impulsar la confianza del mercado y evitar la distorsión de la competencia". Kroes indicó que "esta decisión demuestra que las normas sobre ayudas estatales forman parte de la solución que debe darse a las crisis financieras".

Bruselas aprueba el fondo español para la compra de activos financieros

Hasta ahora, la Comisión había sido reticente a que los Estados comprasen directamente activos financieros, dado que la crisis crediticia dificulta valorarlos correctamente, lo que conlleva el riesgo de proporcionar ventajas indebidas a los bancos. Según la Comisión, el plan español evita estas posibles distorsiones ya que el fondo sólo puede adquirir activos cubiertos con calificación AAA a través de una subasta.

El consejo Ecofin analizó por otra parte el documento elaborado por la presidencia francesa, que recoge la posición de los países europeos ante la cumbre del G-20 que se celebrará el próximo día 15 en Washington, para debatir sobre la reforma de las instituciones (Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial) y las reglas que regulan el sistema financiero internacional. El actual sistema ha sido completamente incapaz de hacer frente a la crisis.

El documento fue debatido de manera general, pero no logró el apoyo total de los ministros, por lo que irá a la cumbre como un documento de la presidencia. La ministra de Economía de Francia, Christine Lagarde, manifestó que volvería a redactarlo de nuevo para lograr el consenso total.

La mayor discrepancia fue planteada por el ministro alemán de Finanzas, Peer Steinbrück, quien rechazó la redacción del punto 10, que plantea "estimular una respuesta coordinada internacionalmente a los futuros desafíos macroeconómicos".

"Cualquier alusión a la coordinación de las políticas económicas provoca irritación en Alemania y más si proviene de Francia", señala una fuente comunitaria. El documento volverá a discutirse en la cumbre europea de jefes de Estado o de Gobierno del próximo jueves en Bruselas preparatoria de la reunión de Washington. La reunión podría decidir también los representantes europeos.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de noviembre de 2008