Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
España, en recesión

Octubre registra la mayor subida del desempleo de la historia

El número de parados aumenta en 192.658, unos 6.200 más cada día - La patronal prevé que el paro llegue al 17% en 2010 y ve inevitable la recesión

Esta crisis se supera a sí misma día a día. Pulveriza registros históricos de forma asombrosa. En octubre el paro registrado ha vuelto a demostrarlo. En meses anteriores ya había mostrado su crudeza, pero no con la intensidad que lo hizo el pasado. El aumento que se anotó, tanto mensual como anual, no encuentra parangón en ninguna serie histórica, independientemente de su metodología.

El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, lo había advertido el lunes: "No serán buenos". Confirmado. A un ritmo diario de 6.422 nuevos desempleados, en octubre hubo 192.658 parados registrados más que en septiembre y 769.449 más que en el mismo mes de 2007. Hasta ahora, el mayor aumento del paro en un mes había sido de 132.000 personas, en enero pasado.

Se ha llegado así a los 2,8 millones de parados, según los datos que presentó ayer el Ministerio de Trabajo, justo un día después que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, presentara un paquete de medidas anticrisis que tiene como principales beneficiarios a los parados. Hay que remontarse hasta el último mes de Gobierno de Felipe González, abril de 1996, para encontrar una cifra de parados mayor. El dato de ayer en términos absolutos es, por tanto, peor que el peor del PP.

"Objetivamente malo", fue la expresión que utilizó Zapatero para definir el dato. "De carácter negativo", afirmó Octavio Granado, el secretario de Estado de la Seguridad Social, cuando habló de las cifras de afiliación. "Ciertamente negativo", declaró la responsable de Empleo, Maravillas Rojo, quien mostró su confianza en las medidas del Ejecutivo para aliviar la situación.

Del lado del empleo, esto es, por la afiliación a la Seguridad Social, en octubre hubo una media de 18,9 millones de cotizantes, lo que supone una pérdida de 102.000 en el mes y de 453.211 (-2,34%) en un año.

Entre los conocedores del mercado laboral cayó como una losa. "Es pesimísimo", afirmó José Antonio Herce, socio de Analistas Financieros Internacionales. "Puede que acabemos el año con una tasa de paro por encima del 12,5%". Para José Ramón Pin, profesor del IESE, con el dato del paro registrado de octubre, empieza a ser "verosímil", la previsión de la Comisión Europea de que el desempleo en España supere el 15%.

La dimensión de la subida mensual no se explica sin la aportación del sector servicios. Aportó más de 100.000 nuevos parados, más que los otros colectivos, en parte por el cierre definitivo de la temporada estival. Cuando se analizan los datos en términos anuales, es la construcción la que se lleva la peor parte. De octubre a octubre el número de parados registrados en este sector casi se ha duplicado (479.576).

"Hay dos procesos que se acoplan. La construcción no ha terminado de purgar los excesos. Además, nos enfrentamos a una restricción del crédito que llega a empresas y hogares. Eso impide que se compren bienes de consumo duradero, que se formen empresas, lleva a muchas compañías a la quiebra al no poder financiar su circulante e impide que se acometan planes de inversión", explica Herce, quien añade que esto se traduce en menos empleo.

La mala evolución de la construcción explica que la diferencia entre hombres y mujeres desempleados inscritos en las oficinas del paro se haya aproximado significativamente en lo que va de año. En enero, se registraban un 58,6% de mujeres por un 41,3% de hombres; mientras que en octubre, la proporción era de un 52,6%, por un 47,4%.

Todos estos datos fueron calificados como "malísimos" por el presidente de la patronal (CEOE). Gerardo Díaz Ferrán -que afirmó resignado: "No podemos evitar la recesión"- prevé que la tasa de paro (ahora en el 11,3%) se acerque al 17% en 2010. El ministro Celestino Corbacho replicó que estos pronósticos le parecen "exagerados". Por su parte, el presidente de la asociación que agrupa a los pequeños y medianos empresarios catalanes, Eusebi Cima, afirmó, en declaraciones a la emisora ComRàdio: "Desgraciadamente, lo que necesitamos son ayudas para despedir a la gente".

Los sindicatos mayoritarios, en cambio, solicitaron al Gobierno protección para los desempleados. UGT pidió al Ejecutivo medidas que reactiven el mercado laboral y la creación directa de empleo por las administraciones. Mientras que CC OO reclamó políticas sectoriales que reanimen la economía y liquidez para las empresas.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de noviembre de 2008