Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Carreras & capital humano

Hay más trabajo en el extranjero

Los ejecutivos españoles 'cotizan' en el mercado internacional, que atrae cada vez a más expatriados. Los principales destinos son Asia, América del Sur y los países del golfo Pérsico

Mejoras salariales, incentivos fiscales, mayores beneficios sociales, bonus interesantes o simplemente ampliar horizontes son algunas de las razones que, ante los vientos de crisis que soplan en el mercado español, han sacudido a una parte de los ejecutivos nacionales a mover ficha y probar suerte tanto en el mercado europeo como allende los mares.

Las migraciones de profesionales hacia países y posiciones interesantes y mejor pagadas apuntan a los gigantes asiático y americano como destinos preferentes, muy por encima del resto del mundo. Directores generales y financieros son los ejecutivos más buscados para trabajar en Asia, en sectores como banca, moda y alimentación. Concretamente China demanda expatriados ingenieros, ejecutivos y consultores. Igualmente, algunas de las compañías más grandes de la India están captando directivos de Estados Unidos y Europa para los puestos más altos. Según la revista Forbes, en Estados Unidos los médicos y presidentes ejecutivos son los más requeridos y con la más alta banda salarial.

Mejoras salariales, ventajas fiscales y sociales mueven a los nacionales fuera

Latinoamérica es otro de los puntos calientes en el marco laboral para altos directivos, dado que es un mercado que busca liderazgo, especialmente en el mundo petrolero, minería y energías renovables. El turismo y la hostelería son sectores que les siguen.

Otros mercados atractivos en las migraciones de ejecutivos son Australia y Chile. En el primer caso, las ocupaciones con mayor demanda recaen en arquitectos, profesionales de sistemas de seguridad en Internet y aeronáutica; mientras que, en el segundo, son los ingenieros, médicos y geólogos los mejor considerados y retribuidos.

El panorama laboral para la alta dirección, especialmente europea, está viendo también ampliadas sus miras en la zona del golfo Pérsico, dado que Emiratos Árabes y Dubai buscan reclutar a los mejores y más cualificados especialistas de sectores energéticos (gas y electricidad), sobre todo.

Un estudio elaborado por la firma de consultoría y búsqueda de directivos Korn Ferry Internacional durante los meses de julio y agosto de 2008 a través de Internet y entre ejecutivos de más de 70 países refleja que el 64% de los directivos entrevistados considera que Brasil, Rusia, la India y China ofrecen mejores oportunidades laborales que EE UU (sólo apoyado por el 22% de la muestra) y que en otras economías desarrolladas, como Europa Occidental o Japón.

Entre las ventajas más valoradas por los ejecutivos a la hora de elegir un destino donde establecer su carrera fuera de España están las referidas a la rebaja en su tributación fiscal. Según una comparativa de Ernst & Young Abogados, España, Holanda, Reino Unido y Francia cuentan con sistemas para atraer a profesionales de alto nivel a sus territorios. Como ejemplo, un profesional que perciba un salario neto de dos millones de euros al año tendrá un coste total para una empresa francesa de cerca de 5,5 millones de euros, que se duplicará prácticamente para una italiana. Sin embargo, en España el coste total sería de algo menos de 2,7 millones de euros.

"He trabajado en París 15 años, en una época en la que BNP Paribas tenía ya una presencia internacional relevante y quería contar con ejecutivos de otras nacionalidades", manifiesta María Otaola, directiva de la entidad. "En cuanto pude negocié mejoras salariales y obtuve una prima de expatriación, es decir, un porcentaje adicional sobre el sueldo, así como alojamiento, lo cual en París es muy de agradecer. Actualmente pienso que el ejecutivo español está muy valorado", añade.

Y es que el mapa laboral internacional es atractivo para el ejecutivo español que quiera expatriarse y promocionar internacionalmente su carrera. Para ello cuenta con dos vías de actuación: buscar el traslado más interesante en el seno de la misma empresa o hacerlo a través de entidades de búsqueda directa, que suelen trabajar para clientes de diversos sectores, normalmente en exclusiva. Los conocidos cazatalentos o headhunters. Según explica Carmen Alarcón, socia de Alarcón & Espinosa, "el cliente nos encarga buscar en el mercado a los candidatos idóneos para un puesto determinado e iniciamos el proceso a través de nuestra red de contactos y rastreando el mercado para dar con personas en posiciones similares o comparables, y con una trayectoria de éxito. Así, tras investigar y entrevistar a diferentes candidatos, le presentamos al cliente los mejores".

Los headhunters han tenido un ciclo de varios años de expansión que les ha permitido participar en la formación de equipos para las empresas españolas que desembarcaban en el extranjero. Sin embargo, actualmente el clima económico ya no es el mismo, "aunque, de momento, no se nota un cierre de las oportunidades, pero sí se detecta una mayor prudencia a la hora de acometer nuevos proyectos. No obstante, las organizaciones siguen necesitando captar al mejor talento del mercado", indica Alarcón.

Tal y como ha ocurrido con los mercados latinoamericanos, en los que las multinacionales españolas han recurrido a ejecutivos locales para potenciar su crecimiento y ellos a su vez han desarrollado sus carreras profesionales; con la presencia de empresas domésticas en el resto de Europa tras las fusiones y compras de compañías se hace cada vez más frecuente ver a directivos españoles en puestos con sede en París o Londres, aunque América Latina sea el destino natural por aquello del idioma.

"Hace dos meses que trabajo en Inglaterra, en un puesto de responsabilidad mundial en Hewlett Packard", dice Mónica García Romero. "Al venir, la mejora salarial fue puramente debida a la diferencia del coste de la vida. Sin embargo, los beneficios sociales son diferentes. Aquí, por ejemplo, cuento con un seguro de vida del cónyuge y un seguro de accidentes. Yo aconsejo a los ejecutivos que quieran lanzarse al reto internacional (he trabajado dos años en Bruselas y otros dos en Estados Unidos) que se animen, dado que la visión internacional que te da es un activo importantísimo para cualquier empresa".

Entre los países que resultan más atractivos para el ejecutivo español, según un estudio de Ernst & Young, Holanda ocupa un lugar destacado debido a sus beneficios fiscales y retribuciones en especie. Italia es interesante, por ser un sitio donde los ejecutivos tributan al tipo general del 39%, lo mismo que Francia al 40% o Alemania al 44,3%. En el Reino Unido, durante los tres primeros años los expatriados tributan como residentes no ordinarios por los rendimientos que generan en suelo británico. Mientras que en China los expatriados están exentos de pagar la Seguridad Social.

Un estudio de Cátenon Worldwide Executive Search confirma que cada vez son más los españoles interesados en estudiar ofertas laborales en Dubai. Hoy son ya 100 españoles los que desarrollan su carrera profesional en los Emiratos Árabes, de los que el 25% emigró el pasado año.

Y es que el profesional doméstico está seguro de sí mismo, confía en sus recursos, domina los idiomas y la cultura global y tiene ganas de crecer rápidamente, señala la socia de Alarcón & Espinosa. Aunque, a diferencia de otros ejecutivos internacionales, "es poco proclive a crear grupos de influencia o de ayuda para otros directivos de su misma nacionalidad que aterricen en el país extranjero en el que está, lo cual hace que tengan un largo camino por recorrer".

"Mi primer destino internacional fue San Diego; después Washington, y hoy mi sociedad facilita negocios entre EE UU, Brasil y España, explica Alfonso Martínez, fundador de M&A Partners. "En cada lugar cuento con socios muy bien relacionados políticamente y con acceso a muy buenas oportunidades de negocio. Ahora mismo, con la crisis, hay increíbles oportunidades en temas inmobiliarios, de energía... El mejor ejemplo es Warren Buffett, que ha estado comprando en estas últimas semanas", añade este experto. -

¿Irse fuera? Sí, pero por dinero

Según las opiniones recogidas por Cátenon Worldwide Executive Search en diferentes países europeos y subrayadas por el estudio anual de Satisfacción laboral y calidad de vida 2008 que realiza, sólo el 17% de los españoles residiría en el extranjero durante un periodo superior a tres años si le surgiera una oportunidad laboral interesante, y siempre que la remuneración fuera un 50% superior a la actual.

Si bien es cierto que los ejecutivos españoles son los europeos menos dispuestos a emprender una carrera internacional fuera de nuestro país, no es menos cierto que muchos de ellos sienten la necesidad de reciclarse para poder cotizar en el mercado de trabajo. Y esto lo ponen en práctica no sólo cambiando de sector o de función, sino también incrementando su movilidad geográfica, un elemento de competitividad profesional muy valorado.

"Contamos con una base de candidatos en la que hay perfiles con una amplia experiencia internacional, incluso en lugares tan exóticos como los Emiratos Árabes, que se están convirtiendo en un nuevo polo económico y financiero. El directivo español ha sido tradicionalmente reacio al cambio de residencia, pero las oportunidades de desarrollo profesional y la actual situación del mercado en Europa hacen que cada vez se aprecien más estas oportunidades en países emergentes", señala Carmen Alarcón, socia de Alarcón & Espinosa.

Además está el efecto arrastre de las inversiones en el exterior de grandes compañías y bancos domésticos, que tiran de los mejores directivos hacia posiciones en el exterior, sobre todo en Latinoamérica y Europa, añade.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de noviembre de 2008

Más información