ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 17 de octubre de 2008

La aerolínea andaluza suspende sus vuelos tras apenas 45 días

La conexión de Flysur entre Bilbao y Córdoba ha sido la menos rentable, con una ocupación media del 15%

La compañía aérea Flysur, que entre otras conexiones unía Bilbao y Córdoba, no realizará más vuelos a partir del 20 de octubre. La firma cordobesa deja de operar tras sólo mes y medio de vida. Empezó con los vuelos el 4 de septiembre y con una sola aeronave ha conectado Córdoba con el aeropuerto de Loiu, Barcelona y Vigo. La empresa culpa ahora a AENA de su fracaso por no dotar al aeródromo de una torre de control portátil. El Ministerio de Fomento asegura que esa instalación estaría lista entre febrero y marzo de 2009.

El 30 de septiembre sólo una persona viajó entre Loiu y la capital cordobesa

El aeropuerto cordobés no recibía vuelos comerciales desde hacía 23 años. Ahora está inmerso en una ampliación para permitir que puedan usarlo regularmente grandes líneas aéreas. La obra no concluirá hasta dentro de unos cuatro años. Sin embargo, Flysur, una empresa de nueva creación que partía con un capital de 1,5 millones, anunció hace un año que comenzaría a operar de inmediato. Sus responsables han mantenido meses que se podía trabajar bien en las condiciones actuales, pero su consejero delegado, Eduardo Gavilán, achacó el miércoles su fracaso a esta situación.

Gavilán sostuvo que AENA se comprometió con ellos a tener lista una torre de control provisional antes de fin de año. La aerolínea no volverá a operar si el ente gestor de los aeropuertos no le precisa por escrito cuándo estará lista. Los vuelos de Flysur eran controlados hasta la fecha por el aeropuerto de Sevilla.

Gavilán afirmó que los controladores de Sevilla no conocían "nada" del inicio de sus operaciones. AENA lo niega. Los controladores sevillanos asumían el seguimiento de las aeronaves de Flysur una vez que superaban determinada altura y lo mismo sucedía con el aterrizaje, cuando el avión desaparecía de las pantallas sólo cuando descendía más allá de cierta cota. El resto del tiempo, el avión de Flysur estaba perfectamente identificado, como cualquier otra aeronave, en su vuelo por los órganos de control aéreo españoles.

El subdelegado del Gobierno en Andalucía, Jesús María Ruiz, también niega que AENA haya incumplido sus compromisos. Según su versión, AENA se comprometió con la empresa a instalar la torre de control para que Flysur pudiera "incrementar en el futuro el número de sus operaciones". Cuando la compañía empezó con los vuelos "esta instalación no estaba adjudicada".

Respecto al futuro, Gavilán dijo que no hay nada seguro. Se plantea la posibilidad de operar aunque no sea de forma regular o, incluso, hacerlo desde otro aeropuerto andaluz, aunque la sede social seguiría en Córdoba.

Gavilán descartó que la suspensión de vuelos se haya desencadenado por su poco éxito comercial. El miércoles sostuvo que la compañía ha alcanzado unos "resultados más que satisfactorios", pese a lo cual suspende operaciones. Lo cierto es que en su primer mes de vida (del 4 de septiembre al 9 de octubre) el nivel medio de ocupación de sus vuelos fue del 25,6%. Ha realizado 129 viajes en que podrían haber ido 5.236 pasajeros. En cambio, sólo viajaron 1.343 personas.

Durante sus cinco primeros días de vida, cuando estaba en una fase promocional, Flysur alcanzó sus mejores resultados llegando a un 61,36% de ocupación el 9 de septiembre. Desde aquel momento, el pasaje fue cayendo en picado, hasta el punto de que el 30 de septiembre sólo se subió una persona en el vuelo entre Bilbao y Córdoba. En muchos trayectos han viajado apenas dos, tres y cuatro personas.

Flysur mantenía vuelos diarios entre Barcelona y Córdoba. En días alternos conectaba la ciudad andaluza con Bilbao y Vigo. La conexión menos rentable ha sido sin duda la de Bilbao, con una ocupación media del 15%.

Según Flysur, la ausencia de una torre de control portátil en el aeropuerto cordobés ha motivado que varios vuelos fuesen desviados a Sevilla por las condiciones climatológicas. Lo cierto es que de los 129 que llevó a cabo Flysur en su primer mes de vida sólo diez fueron desviados.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana