Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de la mitad de la riqueza de los españoles proviene de las casas en propiedad

El aumento imparable de los precios de la vivienda durante la década del boom (1997-2007) tuvo dos caras: dejó a muchos ciudadanos sin acceso a la propiedad e incluso al alquiler, pero también elevó el patrimonio de las familias que tenían o adquirieron un piso. Durante ese periodo el valor total del patrimonio en vivienda pasó de 1,3 billones a 5,1 billones de euros. Es decir, prácticamente se cuadruplicó, según un informe publicado por la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas).

Durante la época de bonanza, el patrimonio en vivienda ganó peso dentro de la riqueza nacional. El 56% del patrimonio neto corresponde a la vivienda. De hecho, el estudio de Funcas apunta que el incremento en la riqueza de los españoles se apoyó durante la última década en la revalorización de los pisos y la adquisición de obra nueva. La vivienda explica el 66% del enriquecimiento que experimentó el país.

Si se baja de lo que ocurrió en general a lo que sucedió en los hogares, la tendencia es semejante. El patrimonio de las familias pasó de 2,1 billones a casi 8 billones el año pasado. En este caso, la revalorización de las viviendas urbanas explica el 76% de este incremento patrimonial.

A pesar de ello, el agotamiento del mercado residencial ya se hizo notar en 2007. Según Funcas, las revalorizaciones del patrimonio inmobiliario alcanzaron un 13,2% en 2006, mientras que el año pasado bajaron al 8%. "La información indica que en 2008 la desaceleración será más acusada", sostienen los autores. La mitad del valor de la vivienda se concentra en Cataluña (18,5%), Madrid (17,5%) y Andalucía (15,5%)

La multiplicación del valor del patrimonio coincidió con la época dorada del ladrillo. España, según el informe, fue durante la década 1997-2007 el líder indiscutible en Europa en viviendas construidas y consumo de cemento, a pesar de que el propio informe recoge que en febrero de este año había 650.000 pisos sin vender que empezaron a levantarse a partir de 2005.

El parque residencial español creció en pleno boom en más de 4,5 millones de viviendas. Este volumen total arroja la friolera de 457.000 pisos construidos por año y un crecimiento medio del 23% respecto a lo que hasta entonces ya estaba construido.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de octubre de 2008