Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los rectores de Madrid advierten de la asfixia de la Universidad

Aguirre dice ahora que el recorte no afectará a las nóminas de los profesores

Las universidades públicas de Madrid están asfixiadas. Tienen problemas de liquidez para pagar las nóminas, después de que el Gobierno regional les haya recortado sin previo aviso ya en el mes de septiembre el 30% de la partida destinada a pagar los sueldos de los profesores y personal de servicios.

La presidenta afirma que todos tendrán que apretarse el cinturón

"Estamos al límite, nos han dejado a los pies de los caballos sin avisarnos, en una situación de estrangulamiento. Esperemos que la Comunidad de Madrid tenga la sensatez suficiente para arreglar este problema". Así de rotundo se manifestó ayer el rector de la Universidad Complutense de Madrid, Carlos Berzosa. No fue el único. Su homólogo de la Universidad Carlos III de Madrid, Daniel Peña, también está preocupado: "Este recorte es inasumible por las universidades e inaceptable de ningún Gobierno serio. Espero que se solucione". "La Comunidad de Madrid nos ha dicho que no tienen liquidez", dijo ayer el rector de la Universidad Autónoma de Madrid, Ángel Gabilondo. "Pero no aceptamos un recorte del capítulo de salarios. Es intocable. Aunque se están dando pasos para buscar salidas a la situación", recalcó Gabilondo, quien preside la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE). "En tiempos de crisis, no debe haber recorte ni en educación ni en investigación", añadió.

Después de hacerse público el recorte , el Gobierno regional ha ablandado su postura. La consejera de Educación, Lucía Figar, había dicho el pasado día 30 a las universidades que "se olvidaran del dinero" (el recorte anunciado afecta hasta diciembre). Pero ayer, la presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, aseguró al rector de la Universidad de Alcalá de Henares, Virgilio Zapatero, que "va a solucionar" el problema. Fuentes de la comunidad concretaron a este periódico que "el Gobierno regional tiene voluntad de buscar una solución", pero no especificaron en qué sentido.

Virgilio Zapatero y el rector de la Universidad Rey Juan Carlos, Pedro González-Trevijano, se reunirán el próximo lunes o martes con el consejero de Economía de la Comunidad de Madrid, Antonio Beteta. "Espero que la próxima semana esté resuelto, aunque es verdad que tenemos problemas de liquidez para pagar las nóminas", manifestó Virgilio Zapatero. "Soy optimista, la postura anterior de la consejería de Educación fue quizás más drástica", añadió. González-Trevijano preside la Conferencia de Rectores de las Universidades de Madrid (Cruma).

Ayer, los principales dirigentes autonómicos no sólo reconocieron que han metido la tijera en las asignaciones de las universidades sino en todas las instituciones que dependen de sus fondos.

El vicepresidente regional, Ignacio González, explicó por la mañana en la Asamblea que llevan tiempo en conversación con los rectores para tratar de ver cómo se pueden "apretar el cinturón". Esta negociación, dijo, la está llevando a cabo la consejera de Educación, Lucía Figar, y después se plasmará en los Presupuestos regionales que se presentarán a final de mes. "Estamos en un proceso de reducción del gasto público", afirmó. "No significa que le digamos a los rectores que recorten los salarios, entre otras cosas, porque no es posible. Sí pedimos un esfuerzo de ajuste del gasto y hemos encontrado que la disponibilidad de los rectores es total".

La presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, habló del tema por la tarde: "Estamos en contacto con los rectores de modo que desde luego de ninguna manera las nóminas pueden verse afectadas", afirmó. "Otra cosa es que todos tengamos para el año que viene que hacer esfuerzos para apretarnos el cinturón".

Con información de Soledad Alcaide y Sebastián Tobarra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de octubre de 2008