ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 7 de octubre de 2008

Los nacionalistas llaman a la puerta del PSE y PP para sacar su pacto fiscal

Populares y socialistas dejan en el aire si permitirán la rebaja de Sociedades

El PNV y EA van a llamar a la puerta de los socialistas y de los populares en Guipúzcoa para tratar de alcanzar un acuerdo suficiente que les permita aprobar la rebaja del Impuesto de Sociedades al 28%, el tipo que está vigente en Álava y Vizcaya. La situación de minoría en que se encuentran los nacionalistas en las Juntas Generales de esta provincia les obliga a asegurarse al menos la abstención de uno de los grupos de la oposición. "Las dos vías están abiertas", aseguró ayer un representante del gobierno foral.

El PP sólo estima "inasumible" apoyar todo el paquete fiscal

El PSE y el PP son los únicos partidos que han dejado abierta alguna posibilidad para apoyar una reducción del tipo impositivo. EB y Aralar, por su parte, ya han adelantado su rechazo frontal a que el impuesto empresarial esté por debajo del 32,6% actual. Ante esta tesitura, los nacionalistas tienen previsto afanarse desde hoy mismo para convencer a alguno de los grupos de la oposición.

Responsables de la Hacienda Guipuzcoana, en manos de EA, explicarán esta tarde a todos los partidos representados en el grupo de fiscalidad de las Juntas los detalles del pacto tributario sellado la semana pasada por el PNV y EA, que incluye la pretendida armonización del Impuesto de Sociedades.

El PSE-EE no es partidario de una rebaja tan brusca del Impuesto de Sociedades. Hasta ahora ha defendido un tipo del 30%, aplicado ahora en territorio común. Ahora bien, su portavoz en las Juntas, Iñaki Arriola, manifestó ayer a este periódico que su grupo "no está cerrado al acuerdo", aunque agrega: "Mucho nos tendrán que convencer" para apoyar el 28%. Arriola confirmó que no han recibido ninguna propuesta de los nacionalistas y que sólo conocen el contenido del pacto fiscal "por los medios de comunicación".

Los populares, que hasta la fecha habían defendido el 28%, no ha decidido aún si lo apoyarán o se abstendrán cuando se discuta en la Cámara provincial. Este partido propugna ahora un tipo general del 25% (del 20% para las pymes), según explicó ayer Leopoldo Barreda a este periódico. "Lo que vayamos a votar en Guipúzcoa está por fijar. Habrá que ver primero cómo plantean la reforma", añadió. El comité de dirección del PP guipuzcoano y sus junteros se reunirán hoy para tratar este asunto, aunque "no se tomará ninguna decisión", aseguró un dirigente provincial.

El PP considera "inasumible" apoyar el pacto fiscal en su conjunto, pues contempla medidas con las que están en total desacuerdo, como la subida de un punto del tipo máximo del IRPF, mantener el Impuesto de Patrimonio o estudiar la eliminación de la deducción de los 400 euros. A la vista de la negativa frontal de este partido, el PNV y EA han optado por trocear el paquete fiscal y tramitar las modificaciones tributarias por separado. El consejo de diputados aprobará mañana el proyecto de norma para bajar el tipo del Impuesto de Sociedades al 28% y otras correcciones en las deducciones al empleo y a la innovación.

Al votarse por separado, el PP estará obligado a pronunciarse sobre el 28%. "No vamos a hacer cosas raras, máxime cuando fuimos nosotros quienes propusimos bajar el tipo al 28%. En todo caso, el gobierno foral deberá explicarnos las medidas para convencernos", afirma un dirigente popular de Guipúzcoa.

Líderes del PP vizcaíno y alavés calificaron ayer de "irracional" el acuerdo fiscal alcanzado en Guipúzcoa y aseguraron que su formación no lo apoyará, informa Alberto Uriona. El presidente popular de Vizcaya, Antón Damborenea, opinó que medidas como elevar en un punto el tipo más alto del impuesto de la renta no servirá para recaudar más o que el mantenimiento del Impuesto de Patrimonio "no afecta a las grandes fortunas, que tienen sus bienes en sociedades patrimoniales, sino que lo pagan las clases medias".

El PP vasco planteará en los próximos meses, durante la elaboración de los presupuestos del Gobierno y de las diputaciones, que el tipo del Impuesto de Sociedades baje hasta el 20%, que aumenten en el IRPF las deducciones para la adquisición de vivienda habitual y que se deflacte (descontar el efecto de la inflación) este impuesto en un 5%. "No plantear la deflactación significa que se van a subir los impuestos", subrayó el portavoz en las Juntas Generales de Vizcaya, Carlos Olazábal. Agregó que las medidas contra la crisis tienen que ser "todo lo contrario" de lo que propugnan el PNV y los socialistas, porque la mala situación económica "afecta sobre todo a las familias y las pequeñas y medianas empresas". "Es a ellas a las que transferirles renta", apuntó.

Guipúzcoa mantendrá el gasto social

La Diputación guipuzcoana recibió ayer un mandato de las Juntas para que mantenga el mismo nivel de gasto social en la actual situación de crisis, "acudiendo si es necesario al endeudamiento para invertir en unos servicios públicos de calidad". La propuesta, que partió de EB, fue consensuada con socialistas y nacionalistas, mientras que el PP se abstuvo.

En la tercera jornada del pleno de política general, se votaron 67 enmiendas, de las que fueron aprobadas 51 (todas las de PNV-EA y el PSE). El gobierno foral nacionalista resultó derrotado por la oposición en tres resoluciones. La primera, presentada por Aralar, obliga a la Diputación a "adoptar las medidas necesarias" para proteger la cueva de Prailehaitz (Deba) y "detener la actividad de la cantera". A propuesta de los socialistas se aprobó elaborar un catálogo de "puntos negros" en las carreteras de la provincia, que deberá estar visible en Internet. Y este mismo grupo logró sacar adelante una resolución por la que la Hacienda repercutirá en varios ejercicios la liquidación negativa del fondo de financiación municipal, debido el descenso de la recaudación tributaria. Los socialistas lograron asimismo que en las cuentas de 2009 se incluyan partidas para adelantar proyectos de inversión.

Se aprobó por unanimidad crear un grupo de trabajo para estudiar la posibilidad de que sindicatos y agentes sociales formen parte de la iniciativa Gipuzkoa Aurrera, actualmente integrada por la Kutxa, Adegi, MCC, Cámara de Comercio y la Diputación.

Los votos del PNV y EA fueron suficientes para aprobar una iniciativa a favor de la fusión de las cajas vascas, que fue rechazada por el PSE y el PP, mientras que EB y Aralar se abstuvieron.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana