Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El informe sobre el derrumbe de la A-7 irrita a los sindicatos

Los sindicatos UGT y CC OO, personados en el juicio sobre el accidente que se produjo en un viaducto de la A-7 en Almuñécar (Granada) y que ocasionó la muerte de seis trabajadores en noviembre de 2005, creen "parcial" el informe elaborado a petición de una de las empresas implicadas en la construcción de la estructura que se desplomó. El estudio, que realiza un catedrático de Estructuras de la Escuela Superior de Ingenieros de Caminos de Madrid, concluye que la rotura que produjo la caída de parte de la estructura metálica en construcción fue "imprevisible".

Los sindicatos cuestionan el resultado del trabajo que, en su opinión, trata de "desviar" la responsabilidad, como ya hicieran, sostienen los responsables sindicales, algunos de los imputados en su declaración ante el juez instructor desde que se inició la causa.

La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, pidió ayer "responsabilidad y respeto" al referirse al informe, que detalla que "no manifestó indicios de preaviso" la rotura de la pieza que dio lugar a la tragedia y emplazó a la resolución judicial para establecer las responsabilidades, según informa Efe.

Aunque CC OO solicita más pruebas para concluir la investigación, UGT plantea la necesidad de finalizar la instrucción, en la que se ha producido un cambio de juez, para que las partes elaboren sus conclusiones provisionales.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de octubre de 2008