ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 3 de octubre de 2008

Dos atentados marcan el final del Ramadán en Bagdad

Una vez más, Irak vivió una sangrienta Eid al Fitr, la fiesta que conmemora el fin del Ramadán (el mes del ayuno islámico). Dos ataques suicidas provocaron al menos 20 muertos y 40 heridos junto a sendas mezquitas chiíes en Bagdad, a las que acudieron los fieles para celebrar la festividad religiosa.

En el primero de los ataques, el suicida hizo estallar su carga explosiva en el barrio de Jadida. Mató a 12 personas. En el segundo, un hombre estrelló un coche cargado de explosivos contra un puesto de control en el barrio de Zafaraniya y causó al menos ocho muertos, incluidos tres soldados.

La violencia en Irak sigue siendo importante, aunque se ha reducido en el último año.

"Vi a un hombre dirigirse hacia la mezquita, y me di cuenta de que llevaba un cinturón de explosivos", afirmó un predicador de la mezquita de Al Yazira. Varias personas corrieron a detener al joven, que cuando se vio atrapado detonó los explosivos y mató a 12 de los que habían acudido a frenarle. El atentado se produjo junto a la mezquita de Al Rasul, en el barrio de Jadida, al sur de Bagdad.

En Zafaraniya, el coche cargado de explosivos estalló junto a un vehículo blindado iraquí. Un testigo relató que vio un coche blanco dirigirse a gran velocidad contra el puesto de control y luego escuchó una enorme explosión que desató un gran incendio.

Debido a que los atentados se produjeron en la fiesta del Eid, las autoridades de Irak temen que se sigan produciendo ataques en los próximos días. El mes pasado hubo 359 muertos civiles por la violencia que persiste en el país, aunque en septiembre de 2007, murieron 884 personas.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana