Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallada muerta una militar esposada a la cama

Una mujer muere y otra resulta herida en un tiroteo en un piso en Murcia

Una militar, E. G. A., de 34 años, fue encontrada ayer muerta, con signos de violencia, en su domicilio del barrio granadino de la Chana. El hallazgo se produjo después de que la Guardia Civil encontrara el cuerpo sin vida de su pareja, J. H. F., un varón de 35 años, también militar, quien supuestamente se ha suicidado. Según fuentes de la investigación, todo apunta a que la mujer murió por asfixia. Su cadáver fue hallado esposado a la cama del domicilio que ambos compartían. Aunque no consta que hubiera pedido ayuda al Instituto Andaluz de la Mujer, sí trascendió ayer que el varón tenía antecedentes por malos tratos.

Fue una patrulla de la Guardia Civil la que a las 7.40 encontró un vehículo aparcado junto al puente de la localidad granadina de Dúrcal, lo que hizo sospechar a los agentes que el hombre, un cabo primero de la Unidad Militar de Emergencias, se había arrojado al vacío, ya que en ese lugar se han producido varios suicidios. Al comprobar que el coche estaba vacío, rastrearon la zona y hallaron el cuerpo sin vida del militar, que estaba a la espera de destino.

Los agentes se dirigieron, en un primer momento, al municipio de Cádiar, donde estaba domiciliado el vehículo de la fallecida. Los padres de la mujer, al no poder contactar con ella, acompañaron a la Guardia Civil, informa Efe, hasta la vivienda de su hija en la calle del Doctor García Castro del barrio de la Chana, en la capital granadina. Allí fue hallado a primera hora de la tarde el cadáver de la militar, destinada en el acuartelamiento Cervantes de Granada, donde se habían extrañado por su ausencia.

Por otro lado, una mujer resultó muerta ayer y otra herida como consecuencia del tiroteo ocurrido en un piso de Alcantarilla (Murcia). La superviviente, amiga de la fallecida, declaró anoche que el autor de los disparos, que tras la agresión huyó de la vivienda, era el marido de la víctima y que la agresión se desencadenó a raíz de una discusión entre marido y mujer. Sin embargo, fuentes de la Delegación del Gobierno en Murcia confirmaron anoche a Efe que el sospechoso y la víctima no eran pareja, ya que la policía buscaba anoche como presunto autor de los disparos a las dos jóvenes -ambas brasileñas- a un militar de la base aérea de Alcantarilla que ya tenía dos denuncias de hace años por maltrato.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de octubre de 2008