Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanía lleva el caos a las aulas

La Generalitat se reafirma en que su 'Citizenship' supone "un giro copernicano"

Un día después del estreno oficial de la publicitada versión inglesa de Education for Citizenship, los institutos valencianos están sumidos en el caos. Y en las librerías no hay libros de texto de esta materia de nuevo cuño en inglés. Los únicos materiales didácticos a los que el profesorado puede recurrir son "los editados en junio por la consejería que están colgados en su página web" y los cuadernillos de actividades complementarias editados sobre la marcha por Pearson, Oxford, Bromera o SM, según confirman a EL PAÍS directores y profesores consultados.

La consejería es incapaz de asegurar la opción de inglés en el 96% de centros

MÁS INFORMACIÓN

Lo único cierto, ayer, era que la Generalitat no había sido capaz de garantizar una plantilla de profesores adecuada en los 363 institutos públicos que hay. "En este momento, la consejería es incapaz de asegurar esta opción en el 96% de los centros", confirma Inma Sánchez. Para cumplir con el plan se necesitarían, según el cálculo de la Asociación Profesional de Directores de Secundaria y de los sindicatos que negocian las plantillas, entre 180 y 200 profesores con competencia en Filosofía o Ciencias Sociales y en Inglés.

Pero sólo hay "11 voluntarios" -11 "héroes", según el consejero Alejandro Font de Mora- y 31 contratados, a los que se adjudicó plaza el viernes pasado y la mayoría no se había incorporado aún.

"No sabemos con exactitud cuál es la situación de cada centro, porque la casuística es tan variada que hay de todo. Cada instituto hace lo que puede: desde estirar la plantilla de inglés a dar la asignatura en castellano o valenciano porque faltan profesores", certifica el portavoz de los directores, Vicent Baguetto.

Pero varios institutos ya han denunciado que les han suprimido horas de la asignatura de Inglés de 1º de la ESO a costa de dotar a Ciudadanía en el 2º curso. "¿Así es como quieren fomentar el trilingüismo?", se pregunta un docente del IES d'Albal.

En paralelo, los departamentos de inglés están enviando escritos a la Inspección Educativa, solicitando "instrucciones metodológicas" sobre cómo impartir una materia de la desconocen sus contenidos y para la cual no han sido formados. "Mientras no conteste la Administración, no la daremos", desafían docentes de varios institutos públicos de Alicante y Valencia.

En Castellón, los directores confiaban ayer en que el "caos" pudiera reordenarse tras la reunión prevista con el director territorial de Educación, Josep Vilar, informa María Fabra.

En medio de este "desconcierto", Font de Mora se ratificaba en que su versión de Citizenship "no es una ocurrencia ni ningún capricho", subrayando que la aventura iniciada ayer en los institutos supone "un giro copernicano en la enseñanza del inglés en los sistemas educativos de España". El consejero defendió que la decisión de que haya dos profesores por aula "no es nueva ni es rara" y negó que se tratara de traducción simultánea

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de septiembre de 2008