Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sebastián y Garmendia mantienen en Europa su pulso por las competencias

Ambos envían representantes a la reunión de la Agencia Europea del Espacio

La reunión que celebra hoy en París la Agencia Europea del Espacio (ESA) tendrá dos representaciones españolas, producto del conflicto de competencias que mantienen los ministerios de Industria y de Ciencia e Innovación, cuyos titulares son Miguel Sebastián y Cristina Garmendia, respectivamente.

Ambos ministros, dispuestos a no dar su brazo a torcer, envían delegación propia a la reunión para sorpresa del sector aeronáutico.

Sebastián manda a París, a la reunión que hoy celebra el Consejo de delegados de los países miembros de la ESA, a Teresa Santero, secretaria general de Industria. Garmendia, por su parte, envía a Mercedes Sierra, la delegada en la ESA que en su momento nombró el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), dependiente de Ciencia e Innovación. También acude el director del CDTI, Maurici Lucena, presidente del Consejo.

Ante el conflicto entre ambos ministerios, que reclaman las competencias del sector aeroespacial, sus titulares decidieron, a instancias de La Moncloa, adoptar una solución salomónica de cara a la reunión de hoy en París. Fuentes gubernamentales reconocieron ayer que existía "un problema de coordinación que tenían que superar ambos ministerios".

Al mediodía, el departamento de Garmendia hacía público un comunicado que señalaba: "El Ministerio de Ciencia e Innovación está trabajando con el Ministerio de Industria en la definición de un marco de cooperación óptimo para los intereses de España, de acuerdo con sus respectivas competencias aprobadas el pasado mes de julio".

El conflicto interdepartamental por el sector tecnológico ha alcanzado en esta ocasión un nivel notorio, pero no es nuevo. Hace cuatro años, cuando el primer Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero desmontó el Ministerio de Ciencia y Tecnología de José María Aznar -con las competencias de Industria incluidas- se traspasó la parte de ciencia al reformado Ministerio de Educación y se produjo un fuerte debate entre ambos departamentos. En aquella ocasión, el CDTI siguió en Industria.

Esta vez, en la remodelación del área con Sebastián y Garmendia, el pulso se desencadenó a principios de verano. Garmendia anunció el 23 de junio que el CDTI pasaba a su departamento. Pero el decreto de estructuración del ministerio de Sebastián (16 de julio) especificó que el sector aeroespacial, incluida la representación en organismos internacionales, se quedaba en Industria, aunque el CDTI, que ha gestionado los programas del sector desde hace más de 20 años, pasara a Ciencia.

Un alto cargo de Ciencia e Innovación alertó a sus superiores acerca de las implicaciones del decreto de estructuración de Industria pero la respuesta que recibió le quitó importancia. El 31 de agosto, Sebastián nombró una nueva delegada en la ESA, Teresa Santero, desautorizando a la que venía desempeñando el cargo desde el CDTI, Sierra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de septiembre de 2008