Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

España, único país de la UE donde crece el abandono escolar

Entre los llamados Objetivos de Lisboa, pactados por la Unión Europea, está que en el 2010 la tasa de abandono escolar debe estar en los países europeos por debajo del 10% en segunda etapa de secundaria, correspondiente a bachillerato y Formación Profesional. Pero los datos para España ofrecidos ayer por la ministra Mercedes Cabrera no son alentadores. España no sólo no baja este porcentaje, sino que el último curso aumentó respecto al anterior en 1,1 puntos -del 29,9% al 31%- el índice de población de 18 a 24 años que no ha completado el nivel de educación secundaria de segunda etapa y no sigue ningún tipo de formación.

España tiene el doble de fracaso escolar que la media europea (14,8%) y es el único país comuntario en el que sube, según la lista de doce países facilitada ayer por el ministerio. Tan sólo Portugal, con un 36,3%, presenta peores resultados.

Las estadísticas de la OCDE indican lo mismo. Un informe de 2006 sitúa a España la quinta por la cola de 29 Estados en titualos en segunda etapa de secundaria, tan sólo delante de México, Turquía, Chile y Luxemburgo.

Mercedes Cabrera recordó ayer que la implantación de la LOE viene acompañada de un presupuesto especial de 95 millones de euros dedicados a erradicar el abandono escolar, el aprendizaje de idiomas y la formación del profesorado.

"Queremos que todo el mundo tenga un título porque la sociedad es cada vez más exigente. Y para ello es necesaria una reforma de la Formación Profesional. En los años noventa consiguió un descenso del abandono del 40% al 30% y desde entonces oscila en esa cifra. Somos conscientes del problema, pero no todo es consecuencia del sistema educativo. También ha habido mucha oferta de trabajo fácil, muy tentadora", razonó la ministra.

"Hay que dar mayor flexibilidad para que la gente obtenga un título pero eso no significa bajar la calidad", contó Cabrera. Por ello desde el curso 2009-2010 aquellos mayores de 21 años que sean capaces de demostrar una experiencia laboral de más de tres años podrán optar a un título de cualificacación ligado a cursos semipresenciales o on line.

"Entendemos que los centros no pueden atender a los alumnos con problemas. No hay un trato personalizado porque falta personal. Hay que rebajar el número de alumnos por clase para que el abandono no sea tan grande" , opina Augusto Serrano, del Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores de la Enseñanza (STES). "El ministerio da una ratio muy baja de profesor-alumno, de 22 estudiantes, porque hace la media con pueblos despoblados y las grandes capitales. Es una trampa. Hay muchas zonas en la periferia muy conflictivas", subraya.

José Antonio Martínez, portavoz de los directores de institutos de secundaria de Madrid, opina que hay que ser más flexible: "Hay chicos a los que no se puede tener seis horas sentados. Si repiten y repiten, al final sólo te estropean el ambiente en la clase. Hay que ofrecerles programas en los que lo manual sea protagonisra".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de septiembre de 2008