Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP llama a capítulo a sus consejeros

El PP ha convocado a sus consejeros de Educación a una reunión en Madrid para buscar el consenso en las comunidades donde gobierna sobre la enseñanza de Educación para la Ciudadanía. Dicha reunión se celebrará "en los próximos días", según fuentes del partido, y estará presidida por Mariano Rajoy, quien esta misma semana ha reiterado su respaldo al movimiento de objeción de conciencia contra la asignatura.

Durante su primer año de aplicación, los Gobiernos autonómicos controlados por el PP han mantenido posturas dispares. En La Rioja, las autoridades educativas no se han mostrado beligerantes, y sólo después de que los jueces ampararan las alegaciones de algunos padres sobre la objeción de conciencia, han hecho público su apoyo a los opositores. Castilla y León tampoco ha emprendido campañas contra el Gobierno por Educación para la Ciudadanía, al igual que Navarra, comunidad regida por Unión del Pueblo Navarro (UPM).

Murcia, la Comunidad Valenciana y Madrid, que este año se incorporan a la enseñanza de esta materia, sí han hecho casus belli de la misma. El Gobierno murciano respalda a los objetores. La Comunidad Valenciana ha recurrido a la fórmula de impartir las clases con dos profesores, uno en castellano o valenciano y otro en inglés, para hacer patente su rechazo.

Madrid se ha convertido en la comunidad más desafiante contra Rodríguez Zapatero. La presidenta, Esperanza Aguirre, es una decidida activista contra la asignatura. Su consejera, Lucía Fígar, ha anunciado que los alumnos que no asistan a clase no serán suspendidos. Bastará con hacer trabajos relacionados con la Constitución o los derechos humanos, o tareas de voluntariado dentro del centro educativo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de septiembre de 2008