ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 5 de septiembre de 2008
Los problemas de los inmigrantes

Huelva necesita 5.500 extranjeros

La fresa y los cítricos demandan 25.000 empleos - De los 22.000 jornaleros registrados en la provincia, sólo 2.034 están dispuestos a ir a la campaña

La realidad del sector hortofrutícola de Huelva, aunque registre un incremento de la demanda de empleo como consecuencia del repunte del paro, aporta un dato irrefutable: va a seguir necesitando de la mano de obra contratada en los países de origen porque los trabajadores locales no cubren los miles de puestos que requieren las campañas agrícolas (fresa y cítricos) para asegurar la recogida del fruto con plenas garantías.

Ni la mitad de los españoles citados van a la entrevista para cosechar

La temporada de siembra de la fresa arranca a final de septiembre y para esa labor se necesitan unos 25.000 jornaleros entre nacionales y extranjeros. Los empresarios agrícolas han solicitado la contratación en origen de 5.500 inmigrantes temporeros. De ellos, 2.500 serían marroquíes y 3.000 de los países de Europa del Este. El resto se completa con braceros de la zona. Pero el Gobierno, antes de proceder a la aprobación de este contingente comenzó a consultar a los trabajadores onubenses inscritos en el régimen agrario del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) para averiguar si tenían predisposición para trabajar en la fresa. Las preocupantes cifras del desempleo han obligado a las administraciones a modificar la estrategia de los últimos años y dar prioridad a los parados nacionales.

De los 22.000 trabajadores agrícolas registrados en Huelva -no todos están sin trabajo-, sólo 2.034 han expresado su voluntad de incorporarse a la plantación. Pero eso no significa que ese número vaya a plantar el fruto. En el municipio de Bollullos Par del Condado, donde ayer comenzó el proceso de entrevistas entre empresarios y esos 2.034 desempleados del régimen agrario, se produjo "un hecho revelador" en palabras de José Manuel Romero, presidente de Freshuelva. A la cita fueron llamados 560 desempleados y acudieron 260. Dispuestos a trabajar en el campo sólo han dado su conformidad 32. "En Huelva sigue sin haber trabajadores nacionales que quieran emplearse en la agricultura", afirmó. "El llamamiento de la administración no está teniendo los resultados deseados", remarcó.

La opinión de que la mano de obra local es insuficiente para atender las necesidades de la campaña agrícola es compartida por todos los agentes implicados en el sector.

El alcalde de Cartaya, el socialista Juan Antonio Millán, un municipio que es baluarte de la contratación en origen (allí se fraguó el proyecto para seleccionar jornaleros marroquíes para la fresa), aclaró que la campaña agrícola no forma parte de la reducción de contratos en origen anunciada por el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho: "Estas campañas son muy concentradas y necesitan de mucha mano de obra, por ello es imprescindible este modelo de contratación".

Las cifras que se precisan para la recolección del fruto, que comienza a primeros de marzo, hablan por sí solas. La provincia de Huelva requiere de unos 80.000 trabajadores, de los que unos 30.000 son nacionales (también se incluyen en este apartado los extranjeros que residan legalmente en España). De fuera del país llegan 50.000 temporeros, de los que unos 28.000 son contratados en sus países de origen y 22.000 braceros extranjeros que repiten del año anterior.

Inmigrantes filipinas, en la recogida de la fresa de Almonte. / IVÁN BOZA

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana