ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Las palabras de Steiner sobre el racismo siembran la polémica en el Reino Unido

Cuando el filósofo y escritor George Steiner declaraba recientemente a este diario que no le gustaría compartir vecindario con una familia jamaicana, pretendía subrayar que el racismo es inherente a toda persona y que la pretendida tolerancia de las clases medias no traspasa la superficie. Desde la publicación de la entrevista en El País Semanal, el 24 de agosto, la sentencia del académico y ensayista está siendo objeto de enconado debate en el Reino Unido, entre quienes han denunciado sus "ofensivas generalizaciones", con el Consejo Musulmán a la cabeza, y los que defienden la libertad de expresión de una de las mentes más brillantes del país.

"Resulta muy cómodo para ciertos sectores liberales adoptar posturas nobles ante la inmigración, mientras se exige tolerancia a las clases trabajadoras", escribía ayer el Daily Mail, denunciando la campaña de "los sospechosos habituales de lobby multicultural" en contra de Steiner. Daily Telegraph también ha convertido en protagonista involuntario a este intelectual de 79 años, Premio Príncipe de Asturias en 2001. Otrora profesor de literatura comparada en Cambridge, Steiner conoce los estragos de la intolerancia, en su condición de hijo de una familia judía que se instaló en Reino Unido huyendo de la entrada de las tropas nazis en París.

En el transcurso de la conversación sostenía que "es muy fácil sentarse aquí, en esta habitación, y decir: '¡El racismo es horrible!'. Pero pregúnteme lo mismo si se traslada a vivir a la casa de al lado una familia jamaicana con seis hijos y escuchan reggae y rock and roll todo el día. O cuando mi asesor venga y me diga que (...) el valor de mi propiedad ha caído en picado. ¡Pregúnteme entonces!".

En la jugosa entrevista, Steiner también se refirió a la lengua gallega, no sin causar polémica. "(…) Me han dicho que hay una universidad en España en la que es obligatorio hablar en gallego", comentaba. A lo que Juan Cruz replicó: "Igual que es obligatorio en Cataluña compartir el catalán con el castellano". "¡Pero no me compare el catalán con el gallego! El catalán es un idioma importante, con una literatura impresionante. Pero el gallego ¿por qué ha de ser obligatorio en una universidad?", respondía el británico. Cruz le señaló que "es una parte esencial" de la identidad de Galicia. Las reacciones no se hicieron esperar, en forma de editoriales de periódicos gallegos y un comunicado del PEN Clube de Galicia, en la que, pese al diálogo reproducido arriba se acusaba a Juan Cruz de que las declaraciones "pudieron ser remediadas por el entrevistador".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana