Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los alcaldes montan en cólera contra Vandellòs II

La central les avisó del incendio por SMS a las cuatro horas

El último incidente de Vandellòs II ha sido la gota que ha colmado el vaso. Los alcaldes del área próxima a la nuclear han montado en cólera tras el incendio registrado el domingo en el edificio de turbinas. Con una actitud más beligerante que en el episodio de la fuga radiactiva de Ascó, los ayuntamientos afectados emitieron un comunicado inédito en el que denuncian que conocieron la existencia del incendio una hora y media después de declararse por una llamada de la subdelegada del Gobierno. Y algo sintomático: la central les informó del incidente cuatro horas después de iniciarse con "un breve y poco aclarador SMS explicando lo ocurrido. Sus explicaciones no llegaron hasta 24 horas después tras producirse el eco mediático".

La planta catalana estará inactiva durante un mes y medio

Los consistorios de Vandellòs, l'Ametlla de Mar, Mont-roig, Pratdip y Tivissa piden al Gobierno y al Consejo de Seguridad Nuclear que revise el protocolo de actuación en estos casos. Ya han solicitado al Ministerio de Industria que adelante al 10 de septiembre la reunión de la comisión de seguimiento de Vandellòs, prevista para el día 17. La sucesión de incidentes, primero en Ascó y luego en Vandellòs ha enervado los ánimos en una zona que multiplica su población en verano. Los alcaldes piden mayor compromiso con la transparencia y exigen a la Asociación Nuclear Ascó-Vandellòs (ANAV), participada por Endesa e Iberdrola, que mantengan a las autoridades informadas "ante el riesgo que pueden suponer para la población". "Esperamos que este nuevo incidente no se minimice", dice el texto.

Las críticas a ANAV, que gestiona las dos plantas de Ascó y Vandellòs, empiezan a ser un clamor. Cataluña acumula 25 de los 47 incidentes nucleares registrados este año en España. A la censura de grupos como Greenpeace y Ecologistas en Acción, se sumó ya anteayer la de la Generalitat, que cargó contra el consorcio por su recorte de gastos desde 2002 y su política de subcontratación. La explotadora respondió con silencio a esas censuras y se reafirmó en su buen hacer con un comunicado emitido anoche.

Fue tras la reunión que mantuvieron sus representantes con Xavier Sabaté, delegado de la Generalitat en Tarragona. Pese a la tensión inicial, la entrevista se desarrolló en un clima normal, según fuentes oficiales, aunque ambas partes se mantuvieron firmes. ANAV explicó que habían cumplido el protocolo de avisar en el tiempo previsto al CSN mientras Sabaté insistió en que fue éste el que se percató de que algo raro ocurría al caer la producción de Vandellòs a cero.

Los operarios continúan evaluando los daños y están empezando a desmontar el alternador y revisando cuántas bobinas están afectadas por el incendio. La previsión inicial apuntaba a que la central estaría inactiva tres semanas, pero ahora se ha ampliado a seis. El mejor escenario es que sólo se deban cambiar las bobinas. Un informe de un grupo de aseguradoras norteamericanas sobre las medidas de protección de incendios en las nucleares alude a dos accidentes similares al de Vandellòs ocurridos en la central Fermi-2 (EE UU) y en Narora (India) en 1993 por altas vibraciones de hidrógeno en la turbina. Ambas cerraron un año.

Esquerra Unida i Alternativa (EUiA) denunció ayer que un bombero y un auxiliar de operación sufrieron una situación de alto riesgo al encontrarse en el rellano del edificio de las turbinas cuando se produjo la deflagración y el incendio. Los bomberos recurrieron al agua en lugar de extintores de C02 para apagar las llamas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de agosto de 2008