Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vodafone y Orange deberán aportar 51,5 millones al servicio universal

Las competidoras de Telefónica consideran injusto el reparto

Instalar líneas de telefonía fija donde no es rentable, repartir guías de teléfono o proporcionar tarifas de llamadas especiales para discapacitados y jubilados ya no corre sólo a cuenta de Telefónica. Estos servicios, incluidos en el llamado Fondo Nacional Universal, deberán ser sufragados también por Vodafone y France Telecome (matriz de Orange). Tendrán que aportar 51,5 millones de los 182,7 millones de euros que costaron estas obligaciones durante los últimos dos meses de 2003, y todo 2004 y 2005.

Las compañías tienen 30 días para presentar alegaciones

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) hizo público ayer el reparto de la carga económica del fondo para ese trienio. En noviembre de 2007, la CMT publicó una resolución por la cual consideraba que Telefónica soportaba "una carga injustificada" al asumir sola todo el importe, y abrió un procedimiento para determinar un reparto de costes proporcional entre las compañías del sector.

Hasta la entrada de la Ley General de Telecomunicaciones, en noviembre de 2003, sólo Telefónica estaba obligada a correr con esos gastos. La CMT, sin embargo, estima que el mercado está maduro y hay otras compañías (tanto operadores de redes como de servicios de comunicaciones electrónicos) con fuertes ingresos en el sector y que, por tanto, también deben contribuir.

Para realizar la criba entre las 1.500 empresas con servicio en España, la CMT ha establecido un umbral basado en ingresos y pagos por interconexión. Así pues, se han tenido en cuenta sólo las empresas cuyos ingresos brutos de explotación superen los 6,01 millones.

Una vez eliminadas las compañías con cuentas más modestas, son Telefónica y su filial Movistar, Vodafone y Orange (que se hizo con Retevisión, que operaba en esos años) quienes deberán encargarse del fondo de 2003, 2004 y 2005. Juntas controlan más del 80% del mercado de las telecomunicaciones, según la CMT.

El importe de años posteriores se irá calculando y repartiendo según la evolución y los ingresos que vayan registrando las empresas, explicó ayer el regulador.

Puesto que Telefónica (que aportará 131,2 millones) es quien hasta ahora ha corrido con los 182,7 millones de los gastos de esos tres años, las otras dos operaciones deberán compensarle en un plazo de un mes tras la resolución definitiva, que se publicará tras los 30 días para alegaciones. Vodafone pagará 31,4 millones y Orange 20,1 millones.

Telefónica dijo ayer que "estudiará" la propuesta de la CMT. Vodafone y Orange ya tenían claro que no les gusta. No están de acuerdo con pagar el 17,2% y el 11% respectivamente de los gastos de este trienio. "Vamos a presentar alegaciones porque consideramos que el reparto no ha sido correcto", comentó ayer un portavoz de Orange. En la misma línea, Vodafone consideró las cantidades "injustas".

Vodafone y Orange ya lograron una rebaja sobre el importe total a repartir. En un principio se iban a distribuir todos los costes de 2003, pero tras una queja de la operadores admitida en mayo de este año, sólo se han tenido en cuenta los dos últimos meses de ese primer año, que fue cuando entró en vigor la nueva Ley.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de agosto de 2008