ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 3 de agosto de 2008

Tres asaltantes torturan y violan a una mujer en su casa de Sarrià

Las bandas de asaltantes que proceden de los países del Este están capacitadas para usar la violencia y, cuando les conviene, lo hacen sin pudor. Pero la agresión del pasado lunes en Barcelona ha sorprendido a los investigadores por su brutalidad y su aparente falta de sentido. Tres asaltantes de aspecto juvenil sorprendieron a una mujer a las puertas de su casa, en el barrio de Sarrià. La mujer fue violada y sometida a toda clase de abusos sexuales y torturas. Los delincuentes no llegaron a robar nada del lujoso domicilio antes de darse a la fuga. Los Mossos d'Esquadra buscan ahora a los autores del ataque y confían en poder capturarlos en unos días.

La víctima, M. Ll., se dirigía a hacer un recado cuando, apenas salir de su casa, fue abordada por tres desconocidos que vigilaban sus movimientos. Al ver la encerrona, la mujer logró incluso cerrar la puerta y lanzar las llaves al interior de la casa, pero los tres asaltantes impusieron su fuerza bruta y entraron en la finca. Al instante, la encerraron en una especie de caseta que hay en el jardín. Se trata de una vivienda unifamiliar situada en una zona residencial relativamente tranquila. La agresión, sin embargo, sucedió con celeridad y ningún vecino pudo oír los gritos de socorro de la mujer, que no llegó a ser amordazada, avanzó ayer el diario El Mundo.

Rapada

En la caseta del jardín, M. Ll. fue sometida a toda clase de vejaciones. Los asaltantes la ataron de pies y manos, le raparon la cabeza, la desnudaron y le realizaron diversos cortes con una cuchilla, explicaron fuentes de la investigación. Una vez que la mujer estaba aterrorizada y bajo su absoluto control, "hicieron con ella lo que quisieron", explicó ayer el marido de la víctima, Lluís P., informa Efe.

Los asaltantes se marcharon momentos antes de que el marido llegara a la casa. Lluís encontró a su mujer atada a una mesa, llorando y en estado de gran alteración. La policía autonómica no se explica por qué los delincuentes pusieron tanto énfasis en humillar, gratuitamente, a su víctima. El caso resulta aún más extraño si se tiene en cuenta que el móvil del ataque no fue el habitual en estas bandas: conseguir un botín. Los investigadores sospechan de una banda de asaltantes de origen albanokosovar.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana