ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 1 de agosto de 2008

Energía 'verde' para los pacientes

Las placas solares del Virgen del Rocío calientan 98.400 litros de agua al día

La sevillana Inmaculada Villareal, de 32 años, dio a luz el martes en el hospital Virgen del Rocío. Silvia, su bebé de apenas 48 horas, recibía ayer el primer baño de su vida. Un baño con agua que se ha calentado al sol. "Toda el agua caliente proviene de las placas solares del hospital", cuenta José, el feliz padre.

Efectivamente, tanto en esta habitación como en las casi 1.521 del complejo hospitalario, el agua caliente proviene de los 630 captadores solares instalados en sus tejados. "Se trata de la mayor instalación solar sanitaria del país", anunció la consejera de Salud, María Jesús Montero, en la inauguración el pasado viernes. "Cuidamos a nuestros pacientes a la vez que cuidamos el medioambiente", presumía ayer Agustín Consegliere, director de Ingeniería del centro.

La Agencia Andaluza de la Energía ha invertido 1,2 millones de euros en este proyecto. En cooperación con el Servicio Andaluz de Salud (SAS) han creado este sistema generador de energía limpia que proporciona el agua caliente suficiente para el aseo personal del millón de pacientes que pasan cada año por este hospital. "Hay que tener cuidado porque sale ardiendo. Hay que mezclarla con fría", apuntaba Pepi Garrido, la compañera de habitación de Villareal. A su bebe, Irene, ya le bañaron el miércoles, apenas con 24 horas de vida. La idea de no dañar más la ya enferma naturaleza le parece "estupenda" a su marido. "Ayer subí al tejado a ver las placas", añade.

"La higiene de los quirófanos también gasta grandes cantidades de agua", señala la coordinadora Pilar Rufo. El Virgen del Rocío es el mayor complejo hospitalario en el servicio de salud público de Andalucía: realiza más de 63.700 intervenciones quirúrgicas y 8000 profesionales.

En Andalucía la radiación solar es más intensa que en el resto de España y Europa. "En Alemania usan muchas más placas para obtener la misma cantidad de energía", explicaba Consegliere.

Los 1.400 metros cuadrados de placas térmicas sustituyen en gran medida al gas o gasóleo que se usaba hasta ahora. Las ventajas son incontables: se reduce la emisión de gases a la atmósfera, se ahorra gasto energético y también se sale ganando en términos económicos: "A través de las placas se ahorra casi 200.000 euros al año", explicaba Consegliere. Con la producción anual de esta energía solar, "se evita la emisión de 380 toneladas de CO2 a la atmósfera". Podría llenar cada año más de 20 piscinas olímpicas y se elimina la contaminación diaria de 3000 coches.

Las placas están frías. Sólo receptan la energía del sol y, mediante un sistema de tuberías y válvulas -que sí se calientan-, el agua llega con la temperatura altísima a depósitos de hasta 85 metros cúbicos. Domingo Piñero, jefe de mantenimiento, se sienta en el puesto de control del hospital. La pantalla del ordenador parece el juego del Comecocos: largos caminos entrecruzados que representan las miles de tuberías.

Los 120 captadores instalados en el techo de la enorme cocina, poducen el agua caliente necesaria para las 6.000 comidas que se preparan diariamente en el hospital. "Seguimos el plan de compromiso ecológico anunciado por el gobierno andaluz", concluyen desde el SAS.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana