Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallado el cadáver de un inmigrante de cuatro años

Un vecino de Algarrobo (Málaga) encontró ayer de madrugada, en la desembocadura del río del mismo nombre de la localidad, restos humanos que se encontraban en avanzado estado de descomposición. El cadáver se corresponde con un niño de unos cuatro años y estaba envuelto en bastante ropa de abrigo. La policía avanzó que se trata de un niño inmigrante que podría haber fallecido en una patera.

Fuentes de la investigación informaron que se han localizado restos del cráneo y el tronco. Las sospechas de su idententidad se producen al no existir ninguna denuncia de desaparición de un menor de esa edad, al menos en la demarcación de Guardia Civil. El niño, tras fallecer en una patera, podría haber sido arrojado al mar y, por efecto de la corriente, arrastrado hasta la orilla.

El estado de estos restos ha impedido por el momento que se pueda precisar cuándo se habría producido la muerte.

Los restos fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal de Málaga para el estudio forense.

Una considerable acumulación de ropa de abrigo rodeando estos restos han conseguido mantener el tronco casi intacto, según las fuentes, que indican que no se ha encontrado documentación alguna.

El hallazgo del cuerpo se produjo casi al mismo tiempo que la llegada de otra patera a las costas andaluzas. Agentes de la Guardia Civil localizaron a 15 de sus ocupantes, inmigrantes de origen subsahariano, después de que hubiesen desembarcado en la playa de Los Farillos, en el término municipal de Chiclana de la Frontera (Cádiz).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de julio de 2008