Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:música

A Dios rogando... y al micrófono berreando

Un monje capuchino, Frate Metallo, es el 'dios' del 'heavy metal' en Italia

Toca la guitarra eléctrica al ritmo de Metallica y Dream Theater. Sus canciones hablan de sexo, alcohol, drogas, vida y muerte. Pero, en lugar de cuero y cadenas, lleva una larga barba blanca y la túnica marrón de los frailes capuchinos. El padre Cesare Bonizzi, de nombre artístico Frate Metallo (Padre Metal), es un religioso milanés de 62 años que ha convertido el heavy metal en su instrumento de predicación. Y ahora ha pasado a sacar discos con la etiqueta punk-rock.

El padre Bonizzi, que hace años estuvo como misionero en Costa de Marfil, se define así mismo como un "predicantor". Se dedica a cantar desde hace más de diez años y el mes pasado participó con su grupo (tres guitarras y un batería) en el Gods of Metal, el festival más importante del género de los que se celebran en Italia.

"Me enamoré del 'heavy metal' al ver la descarga de energía que te da"

"Lo único que pretendo es convertir a las personas a la vida"

Según ha dicho, siempre ha utilizado la música -y el baile- para comunicarse con los jóvenes. Pero un día, hace 13 años, todo cambió. Fue con un grupo de chicos a un concierto del grupo Metallica. "Me enamoré del heavy metal al comprobar la descarga de energía que te da", dijo. "Creo que es el género musical más energético y vivo". Insiste, sin embargo, en marcar la diferencia entre este género y su deriva satánica.

Este mes, Tre Accordi Records, un sello punk-rock italiano, ha sacado un nuevo disco de Frate Metallo. Las canciones que componen Misteri -que hace el número 16 de los discos publicados por el fraile- están inspiradas en un grupo de mujeres del sur de Italia que cantan canciones a la virgen.

"Soy un fraile verdadero, un cura verdadero y un metallaro (fan del heavy metal) verdadero", dijo desde el escenario de Gods of Metal, como se puede comprobar en los vídeos publicados en YouTube. "No soy un tipo raro que no sabe qué coño hacer; he venido a este festival porque éste es el Gods of Metal. Y quiero oír cómo gritáis 'Gods of Metal, go!".

En su último disco, entre una canción que habla del alcohol, de cómo calienta el corazón y también de los daños que produce, y otra que habla de sexo, y en la que se explica lo importante que es hacerlo correctamente, se puede escuchar la interpretación heavy metal de una loa a la Virgen María. Todo con la voz ronca que caracteriza el género.

Y si el heavy metal, o el metrock, como él prefiere definir su música, es su vehículo de comunicación, niega, sin embargo, que sea también una técnica para convertir a los infieles. "No canto para predicar; lo hago porque la música es linda... Lo único que pretendo es, simplemente, convertir a las personas a la vida. Hacer que acepten la vida, que gocen de ella", afirma.

Frate Metallo ha dado este año cerca de 150 conciertos en toda Italia. Hasta ahora sólo se ha exhibido en su país, pero su disco Misteri va a ser traducido al inglés, y Japón y Brasil se han puesto en lista de espera para recibirlo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de julio de 2008