Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'affaire' de la corbata

José Bono le regala la prenda en el Pleno a Miguel Sebastián al observar que éste no la llevaba

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, se presentó ayer en el Pleno del Congreso con chaqueta y camisa, pero sin corbata. El detalle le resultó inapropiado al presidente de la Cámara, José Bono, quien, mediante un ujier, le hizo llegar al ministro una de inmediato.

Sebastián tenía sus razones. En el ministerio del que es titular se acaba de aprobar una medida que permite a los funcionarios a no llevar corbata excepto si acuden a actos oficiales. Al regular a 24 grados todas las instalaciones de Industria, se pretende concienciar sobre el uso responsable del aire acondicionado en verano.

La decisión de Sebastián parecía una cuestión de coherencia respecto a las normas que rigen en su ministerio. Bono comentó que el propio ministro de Industria se había encargado de explicárselo al recibir su cortesía. Pero el razonamiento no le sirvió al presidente de la Cámara, que se preguntó: "¿Y si esto [un Pleno extraordinario del Congreso] no es un acto oficial, ¿qué es?, ¿una reunión folclórica?". A Sebastián, respecto a su corbata, le daba igual que fuera lo uno o lo otro: insistió en no ponérsela.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de julio de 2008