Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

548 objeciones a Ciudadanía en el colegio Guadalaviar

Padres de alumnas del colegio Guadalaviar de Valencia -centro concertado, gestionado por el Opus y en el que solo estudian chicas- entregó ayer a la Consejería de Educación 548 declaraciones de objeción de conciencia a la asignatura de Educación para la Ciudadanía.

La asociación de padres y madres del colegio considera que la educación de los hijos es "algo tan importante que sólo puede estar en manos de las familias". La asociación manifiesta que, junto a la dirección del colegio, "ha defendido siempre este derecho fundamental, que en la actualidad aparece seriamente amenazado". "La asignatura es una grave injerencia del Estado en el derecho fundamental que asiste a los padres para educar a sus hijos conforme a sus convicciones religiosas y morales", añade.

La objeción a Educación para la Ciudadanía es ilegal. Un alumno que no curse o no apruebe esa materia no habrá completado la Secundaria Obligatoria y no podrá obtener el título de graduado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de julio de 2008