Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El colegio de Almoines prevé un septiembre "caliente"

Hoy Joan Baptista Malonda tendrá que abandonar su cargo de director del colegio público El Castell, en Almoines. Una resolución aprobada en octubre por la Generalitat deja en manos de la Administración autonómica la decisión última en las prórrogas de los directores de los colegios públicos, sin atender la opinión de los consejos escolares ni padres de alumnos de los centros. Malonda es el primer director al que se le ha aplicado la medida. La comunidad educativa, partidos políticos, sindicatos educativos y entidades de diversa índole han manifestado su respaldo al director del colegio de Almoines, un referente para numerosos centros por la aplicación de un sistema de innovación pedagógica que le ha valido numerosos reconocimientos nacionales, y atribuyen la decisión del Consell a "motivos políticos".

Los sindicatos y el centro han anunciado la creación de una plataforma de apoyo a la "escuela pública democrática" y en contra del "autoritarismo" y la imposición de políticas, con muestras como el caso de Malonda o la implantación de la asignatura de Educación para la Ciudadanía en inglés. Malonda lleva sus 33 años de docencia en el colegio público de Almoines. Fue uno de los profesores del Col·lectiu de Mestres de la Safor que en 1975 iniciaron de forma voluntaria la enseñanza en valenciano, que el centro escolar de Almoines imparte de forma ininterrumpida desde 1978. El CP El Castell fue también de los primeros en aplicar nuevos modelos de investigación pedagógica. "Fomentamos la convivencia y la democracia en la escuela, el respeto a la persona como uno de los valores básicos, y a partir de ahí el currículo de cada alumno. Consideramos primero y más importante las emociones, los sentimientos y la parte afectiva, y después vendrá el aprendizaje", explica Malonda, El papá del colegio, como reza el cartel que identifica su despacho en el centro.

Los padres de alumnos del colegio de Almoines han anunciado ya que continuarán apoyando al actual equipo directivo y el sistema pedagógico que aplica el centro. Malonda ha recurrido la decisión de la Consejería de Educación y está dispuesto a llegar al contencioso-administrativo para defender su cargo. Si finalmente Educación impone en la escuela a un nuevo director, éste tendrá que enfrentarse a una dura oposición interna porque ni el claustro de profesores ni la AMPA están dispuestos a renunciar a un modelo educativo consolidado, con 30 años de trayectoria. Se prevé un septiembre "caliente".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de julio de 2008