Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
El nuevo escenario económico

España aumenta su ventaja sobre Italia en riqueza por habitante

El PIB per cápita es siete puntos superior a la media comunitaria

España e Italia libran desde el año pasado una guerra estadística que ya parece tener ganador. La riqueza por habitante española ha aventajado claramente a la italiana en 2007, una victoria que ya se logró, con un margen más ajustado, en 2006 y que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, consideró "un hito histórico". Aunque los datos del Fondo Monetario Internacional (FMI) rebatieron posteriormente esta cifra, Eurostat, la oficina estadística comunitaria, ratificó ayer la mejor posición española: su renta por habitante representa el 107% de la media europea, frente al 101% de Italia. La cifra, una primera estimación, apunta a que España amplía su ventaja sobre Italia respecto a 2006, cuando las separaban sólo dos puntos.

La mejora obedece al mayor avance de la economía española en 2007

Los analistas coinciden en que a partir de ahora los datos se estancarán

También mejora respecto a la clasificación comunitaria, pues escala del puesto 13 al 12. Los datos están expresados en paridad de poder de compra, un modelo que elimina el efecto de las diferencias de precios entre países.

La explicación más inmediata está en el mayor crecimiento de la economía española respecto a la italiana, según fuentes comunitarias. El año pasado, el incremento del producto interior bruto (PIB) español (3,8%) más que duplicó el del país transalpino (1,5%). "No es algo para estar tan orgullosos. Lo que importa es lo que va a ocurrir a partir de ahora", apunta Susana García-Cervero, economista para España del Deutsche Bank.

Los expertos consultados coinciden en que esa ampliación de la brecha entre España e Italia obedece en buena parte al empeoramiento de ese país. "El primer enfermo de Europa es Italia. No ha hecho nada en contención de costes laborales, ha tenido pérdidas de productividad...", analiza Xavier Segura, jefe del servicio de estudios de Caixa Catalunya. Más que con Italia, Segura recomienda compararse con Alemania, aún por delante de España en renta por habitante, aunque las diferencias también se han acortado. España se aproxima ya a los tres mayores países de la Unión: Alemania (113%), Francia, (111%) y Reino Unido (116%).

El salto de España ha venido de la mano de las principales fuentes de crecimiento en los últimos años: el auge de la construcción, la intensa creación de empleo -más que las mejoras salariales- y el aumento de la inversión. "En el futuro se debería atender más a las mejoras de productividad", recomienda Francisco Pérez, catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Valencia.

Los analistas coinciden en que a partir de este año los datos se estancarán o empeorarán. La actividad económica se ha frenado en España, mientras la población no deja de aumentar a gran velocidad. Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística referentes a 2008 arrojan un crecimiento de casi 900.000 personas más en 2007. Con un PIB renqueante a repartir entre más población, la riqueza por habitante se resentirá.

Pese a los avances, la economía italiana es todavía un 50% mayor que la española. En 2007 el PIB de Italia fue de 1,53 billones de euros, mientras que el de España fue de 1,05 billones.

Luxemburgo e Irlanda se consolidan como los países con mayor riqueza por habitante (276% y 146% de la media). Los dos más pobres son los últimos socios de la Unión: Rumania, con el 41%, y Bulgaria, con el 38%.

Las diferencias entre ricos y pobres apenas se han reducido desde 2004, año en que la riqueza por habitante de Luxemburgo fue 7,4 veces mayor que la de Bulgaria. En 2007 esta proporción fue de 7,3 veces más.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de junio de 2008