Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los desafíos de México

Los 'narcos' retan al Estado mexicano

Los sicarios amenazan de muerte por correo electrónico a toda Ciudad Juárez - Los enfrentamientos causan 25 muertos en tres días a pesar de la alerta policial

Los sicarios del narcotráfico siguen desafiando al Estado mexicano. Un total de 25 asesinatos se registraron entre el sábado y el lunes pasados en Ciudad Juárez, fronteriza con Estados Unidos, donde los carteles de la droga habían advertido que este fin de semana sería el "más sangriento de la historia". En Chihuahua, al sur de Ciudad Juárez y capital del Estado del mismo nombre, los sicarios colgaron tres pancartas con los nombres de 21 policías amenazados de muerte. Y en el Estado de Sinaloa, al este del país, los enfrentamientos entre sicarios y fuerzas policiales causaron la muerte de 11 personas, entre ellas ocho agentes federales.

El fin de semana, Ciudad Juárez, de 1,5 millones de habitantes, se convirtió en una ciudad fantasma, a cuyas calles sólo salía la gente que estaba obligada a abandonar la seguridad del hogar. Las amenazas de los narcotraficantes habían llegado por correo electrónico y mensajes en los móviles. Los efectos fueron devastadores. El 90% de los bares y locales nocturnos permanecieron cerrados; la afluencia a los cines disminuyó en un 80% y se anularon una corrida de toros y un concierto de rock, informa France Presse. El pánico no arredró, sin embargo, a centenares de hinchas de un equipo local de fútbol, Los Indios de Juárez, que el domingo celebraron en las calles el ascenso a primera división.

Los nombres de 21 agentes objetivo de los asesinos aparecen en tres pancartas

Un total de 3.000 soldados están desplegados en el Estado de Chihuahua. A raíz de las amenazas, 300 militares patrullan a todas horas las calles de Ciudad Juárez, cuna del poderoso cartel de Juárez. El jefe militar, general Felipe de Jesús Espitia, explicó que la seguridad se reforzó "principalmente en las colonias con mayor índice de tráfico de drogas".

Las autoridades no han confirmado si se trató del fin de semana más violento en la historia de Ciudad Juárez, pero lo cierto es que se produjeron 25 asesinatos, que Espitia achacó a la guerra entre traficantes por el control del territorio. El Ejército ha detenido a unos 300 hombres presuntamente vinculados el cartel de Juárez, que luchan contra las bandas de Sinaloa, La Federación y El Golfo.

Según el analista político Federico Berrueto, lo que está sucediendo es que "hay muchos procesos superpuestos. El mercado de las drogas está cambiando, en función de los productores de cocaína, metanfetaminas y marihuana, y se modifica el patrón de consumo en Estados Unidos, lo que da como resultado una disputa en México por los mercados locales".

Pero hay otro plano, y es la ofensiva desatada por el Gobierno de Felipe Calderón contra el narcotráfico, que ha propiciado una recomposición de los carteles y una respuesta de desafío a las autoridades.

En Chihuahua, los sicarios colgaron el domingo tres grandes pancartas con el nombre de 21 policías locales a los que quieren asesinar. Los carteles estaban firmados por Gente Nueva, un oscuro grupo escindido del cartel del Golfo, informa Reuters. El pasado enero, colgaron una lista similar en Ciudad Juárez con los nombres de 17 agentes, de los cuales han matado a la mitad.

Ayer, en Sinaloa, un choque entre sicarios y agentes federales se cobró la vida de 11 personas, ocho de ellas policías, en la ciudad de Culiacán, donde recientemente se fortaleció la operación militar-policial y se reunió el gabinete de Seguridad Nacional para establecer la estrategia de lucha contra el crimen organizado.

El analista Federico Berrueto cree que "no se puede entender la actividad del narco sin la complicidad de sectores sociales". "La sociedad es muy pasiva, y ve la lucha contra el narcotráfico como una tarea del Gobierno. Lo mismo hacen los partidos, que creen que es una tarea del presidente Calderón y de los gobernadores, sin ver la gravedad del problema".

Según el diario El Universal, mayo se proyecta como el mes más violento de los últimos cinco años en México, con "370 ejecuciones atribuidas a la delincuencia organizada". Ni un solo día de los 27 transcurridos "ha tenido saldo blanco" y Chihuahua es el lugar donde más muertes ha habido, unas 150. El día 20 se registró el récord de 34 asesinatos en una sola jornada en cuatro Estados, Chihuahua, Sinaloa, Tamaulipas y Guerrero. En total, los ajustes de cuentas entre mafias de la droga han causado 1.200 muertos este año.

Los crímenes de los carteles

- Un total de 25 personas han sido asesinadas el fin de semana en Ciudad Juárez, fronteriza con EE UU.

- Mayo se perfila como el mes más violento de los últimos cinco años en México, con 370 asesinatos atribuidos al crimen organizado.

- Los ajustes de cuentas entre las mafias de la droga han causado 1.200 muertos en lo que va de año.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de mayo de 2008

Más información