Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE de Leganés deja a su alcalde fuera de la ejecutiva local

Los problemas no cesan para el alcalde de Leganés, el socialista Rafael Gómez Montoya. Su partido le ha apartado de los órganos de dirección tras salir derrotado de la pugna por controlar la ejecutiva del PSOE local. Serán las personas que se opusieron a su designación como candidato a la alcaldía las que dirigirán a partir de ahora los designios de la agrupación socialista. La concejal de Participación Ciudadana, Laura Oliva, es la nueva secretaria general.

El resultado de las elecciones internas celebradas el jueves arroja una consecuencia inmediata: la división de la agrupación -379 personas apoyaron la candidatura de Oliva y 349 la de Gómez Montoya-. Pese a todo, la nueva secretaria general quiso hacer ayer un discurso de integración y aseguró que la nueva ejecutiva local trabajará "codo con codo" con el alcalde.

Su discurso no encontró enfrente el mismo tono. Fuentes cercanas a Gómez Montoya mostraron su "preocupación" por el hecho de que no sea el alcalde de la ciudad el que controle la agrupación, y recordaron que en otras localidades, como Móstoles, Alcalá o Alcobendas, "esta fórmula ha acabado con una derrota en las urnas".

La división entre los socialistas de Leganés tiene su origen en la elección de Gómez Montoya como cabeza de lista en las pasadas elecciones municipales, tras ser impuesto por el entonces secretario general del PSM, Rafael Simancas, que impidió la celebración de primarias. La pérdida y posterior recuperación de la alcaldía de la ciudad, que estuvo varios días en manos del PP, pareció instalar una tregua en el seno del partido.

Pero fue un espejismo. Discrepancias a la hora de configurar el Gobierno provocaron que cuatro concejales, entre ellos Laura Oliva, decidieran no presentarse al pleno que debía aprobar el organigrama de funcionamiento del Ayuntamiento.

Por su parte en Móstoles, los socialistas vivieron ayer otra escaramuza del enfrentamiento que mantienen la portavoz socialista en el Ayuntamiento, Paz Martín, y la dirección del PSOE, encabezada por el diputado regional Iván García Yustos. Un grupo de partidarios de Martín ha enviado una carta al secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, en la que le piden que tome medidas contra Yustos, al que acusan de entorpecer la labor del grupo municipal socialista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de mayo de 2008