Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Tristam Cary, pionero de la música electrónica

Ayudó a crear los sintetizadores que usaron Pink Floyd y Roxy Music

Tristram Ogilvie Cary, compositor británico, falleció el pasado 24 de abril en Adelaida, ciudad australiana en la que vivía desde 1974. Cary, de 82 años, popularizó la música electrónica en bandas sonoras para cine y TV; también ayudó a desarrollar el VCS 3, sintetizador que utilizaron Pink Floyd, Roxy Music, Kraftwerk y otros grupos pop.

Entre los pioneros de la música electrónica existían en los años setenta dos actitudes profesionales. Estaban los subvencionados, tipo Karlheinz Stockhausen, cuyos laboratorios generalmente sólo estaban accesibles a sus compañeros de la vanguardia.

Pero también había compositores como Pierre Henry que querían rentabilizar sus hallazgos y no le hacían ascos a los trabajos comerciales. Tristram Cary pertenecía al segundo grupo. Entre los polos opuestos de las escuelas de Colonia y París, decidió seguir una línea ecléctica, tomando ideas de unos y de otros.

Había nacido en Oxford el 14 de mayo de 1925 y era hijo de Joyce Cary, escritor con reputación de experimentador. En la Segunda Guerra Mundial fue ingeniero de radar de la Marina y allí comenzó a pensar en la generación de sonidos y su manipulación. Ya licenciado, adquirió material de desecho de los ejércitos británico, estadounidense y alemán (que había utilizado los primeros magnetófonos de cinta). Compartía la definición de John Cage -"la música es sonido organizado"- y usaba tanto instrumentos convencionales como ruidos manipulados o sonidos electrónicos.

Podía haberse quedado en el mundillo de los compositores contemporáneos, de mínima repercusión social, pero decidió colaborar con el entonces prolífico cine británico. Para los estudios Ealing musicó la famosa comedia El quinteto de la muerte (1955); para la Hammer hizo ¿Qué sucedió entonces? (1967), tercera cinta en la serie del Dr. Quatermass. Sobre todo, se dio a conocer por su trabajo continuado en la serie televisiva Dr. Who. También hizo música para programas de radio de la BBC y obras teatrales.

A partir de 1967, Cary se ocupó del Electronic Music Studio, en el londinense Royal College of Music. Tenía un equipo similar en su casa y participó en el diseño exterior del protipo del VCS 3, sintetizador portátil que tuvo gran acogida entre los grupos progresivos que buscaban ampliar las fronteras sonoras y formales (aunque también Stockhausen se apresuró a comprar un modelo). Se le puede escuchar en discos de King Crimson, The Who, Pink Floyd, Alan Parsons, Roxy Music o Jean Michael Jarre. Una sorpresa para Tristram Cary, que reconocía no tener ninguna afinidad por el pop.

Aparte de su música para Dr. Who, otras composiciones de Cary llamaron la atención del gran público: Divertimento fue un encargo de Olivetti que utilizaba máquinas de escribir, un coro de jazz y una batería. También fue muy celebrada su música ambiental para la Exposición Universal de Montreal en 1967.

En 1974 viajó a Australia para hacer demostraciones del VCS 3. En Adelaida le ofrecieron ejercer de compositor residente y fundar un estudio de música electrónica. Cansado de la incertidumbre laboral del freelance, se instaló allí para el resto de su vida. En 1992, publicó el Dictionary of musical technology. Fue un autor prolífico: en sus años finales, digitalizó su obra y ésta ocupaba cerca de cien discos compactos.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de mayo de 2008