Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre con orden de alejamiento mata a su ex pareja

La víctima, jerezana de 67 años, denunció al agresor por amenazas

María Juana, viuda de 67 años, fue degollada ayer en Jerez, presuntamente por su ex compañero sentimental, de 77. La fallecida había denunciado por amenazas al agresor, que tenía en vigor una orden de alejamiento. María Juana es la víctima de violencia machista número 29 en lo que va de año.

Los vecinos acudieron a la vivienda de la víctima al escuchar gritos procedentes de su casa en Jerez (Cádiz). Una vecina que custodiaba un juego de llaves de la vivienda abrió la puerta, vio un charco de sangre y a alguien que la cerró de golpe. Decidió entonces bloquear la salida con la llave. Una acción que resultó determinante para que el presunto agresor no escapara y la policía pudiera detenerle. Resultó ser el ex novio de María Juana, de 77 años, con el que mantenía una relación hasta que ella decidió poner fin el pasado enero ante su frecuente comportamiento violento.

Los agentes encontraron a la mujer, ya fallecida, con una cuchillada en la yugular que, según detalló ayer la subdelegación del Gobierno en Cádiz, resultó "mortal de necesidad".

Según explicaron fuentes oficiales y algunos vecinos, María Juana empezó a verse con su presunto asesino hace dos años, pero ella decidió cortar la relación. Había comprobado ya su carácter violento al recibir empujones y amenazas verbales. María Juana relató después que el que había sido su novio la llamaba insistentemente con amenazas telefónicas. Puso los hechos en conocimiento del Juzgado de Violencia de Género número 1 de Jerez, que el pasado 25 de marzo dictó una orden de alejamiento.

Ayer, el hombre decidió incumplirla. Era vecino de la localidad sevillana de Montellano y tomó un tren hasta Jerez, donde acudió a la barriada del Pago de San José, donde vivía María Juana. Cuando sonó el timbre, ella hablaba con su nuera por teléfono. A pesar de las advertencias familiares, decidió abrirle la puerta. El hombre entró en su casa y presuntamente la degolló. Los agentes le detuvieron en el interior de la vivienda y recuperaron el cuchillo que se cree que utilizó para matarla.

La directora provincial del Instituto Andaluz de la Mujer, Dolores Virués, se sumó ayer a los actos de condena. "No podemos permitir que personajes como este hombre se crean con derecho a arrancarle la vida a su compañera".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de mayo de 2008