ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 5 de mayo de 2008

La dirección del hospital Joan XXIII de Tarragona dimite por falta de medios

Los presupuestos han aumentado sólo el 0,4% en un centro descapitalizado

El director médico y el gerente adjunto del hospital Joan XXIII de Tarragona, Joan Carles Quer y Juan José Sirvent, respectivamente, presentaron el miércoles pasado su dimisión en protesta por la insuficiencia del presupuesto para acometer obras de mejora que consideran imprescindibles en el centro, especialmente en el servicio de urgencias. Los dos responsables del centro hospitalario alegan, además, falta de recursos humanos.

Según fuentes de los trabajadores, se trata de un problema grave de descapitalización del hospital de referencia de la Seguridad Social en la provincia de Tarragona, que comenzó hace ya 10 años, pero que se ha agudizado en los últimos cinco. El Instituto Catalán de la Salud, que ha confirmado las renuncias, comunicará mañana los cambios a la junta facultativa y en los próximos días se presentará el nuevo director médico.

Una junta de facultativos celebrada hace un mes cifró entre 185 y 290 millones de euros la descapitalización del centro, es decir, la inversión que el hospital ha necesitado en los últimos 10 años y que no ha recibido. En esta difícil situación, que venía siendo denunciada, el insuficiente incremento previsto en el presupuesto de este año, que se reducía al 0,4%, por debajo incluso de la inflación, ha sido la gota que ha colmado el vaso y ha precipitado las dimisiones. En cuanto a la falta de personal, fuentes de los trabajadores indicaron que hacen falta al menos 150 personas entre médicos y enfermeras. El centro tiene una plantilla de 2.000 trabajadores.

Todas esas carencias se plasman en situaciones que afectan directamente a los enfermos, según los trabajadores, que aseguraron que es habitual encontrar hasta 30 camas en los pasillos de los servicios de urgencias: "Falta espacio y personal en las dependencias de atención de los enfermos críticos. Los médicos que trabajan con ellos hablan de que están en una situación de guerra", explican los trabajadores para dar una idea del descontento. "Hay servicios muy precarios, como los de especialidad, y no sólo falta espacio en urgencias: es normal alojar a las parturientas en los pasillos. Hemos pasado de 1.250 partos hace 10 años a 2.300 y el número de camas es el mismo", precisan.

Ante esta situación, las críticas se dirigen claramente hacia la gestión de la consejera de Salud, Marina Geli. Los trabajadores la acusan de despreocuparse de los problemas del Joan XXIII y centrarse sólo en la resolución de los del hospital Trueta de Girona, cuya reforma integral tiene presupuestada una inversión de 220 millones de euros. Ante esta situación, los trabajadores han recurrido al Ayuntamiento de la ciudad, gobernado por el PSC, para que abogue ante la Generalitat.

Los trabajadores del hospital han dado apoyo a los dos directivos dimisionarios. Tanto la gerente, Pilar Gavilán, como la representante de la sección sindical de UGT, Loli Lorente, han reconocido que el ambiente en el centro es "tenso" y "crispado". Lorente destacó el problema de la falta de personal y Gavilán hizo un llamamiento a la calma y manifestó que se está trabajando para resolver las reivindicaciones pendientes.

A la cola en inversión

El hospital Joan XXIII es el centro médico de referencia de la provincia de Tarragona, como el Josep Trueta lo es de la de Girona y el Arnau de Vilanova de la de Lleida. Los tres, junto con el del Vall d'Hebron y el de Bellvitge en Barcelona, Can Ruti en Badalona y el de la Verge de la Cinta en Tortosa, forman parte de la red sanitaria del tercer nivel del Instituto Catalán de la Salud (ICS).

Pues bien, el hospital Joan XXIII está a la cola de las inversiones en Cataluña con relación a los otros seis hospitales de referencia del ICS. Según los últimos datos presupuestarios, el hospital de Bellvitge obtuvo una inversión total -la suma de las inversiones finalizadas, en ejecución y en preparación- de 257 millones de euros; en el Arnau de Vilanova, la inversión fue de 103; en el de Viladecans, un hospital muy pequeño que no es de tercer nivel, de 87; al Josep Trueta se han destinado 238; al Joan XXIII, 32; al de Vall d'Hebron, 190; a Can Ruti, 98, y al Verge de la Cinta, 15 millones de euros porque se está construyendo un edificio en un nuevo emplazamiento.

Servicio de Urgencias del hospital Joan XXIII, ayer por la tarde. / JOSEP LLUíS SELLART

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana