Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero: "La peor previsión sobre el paro será mejor que la que tuvo el PP"

El presidente reconoce lo duro del ajuste, pero asegura que habrá protección

Ojalá acierte. Éste fue el comentario generalizado de los miembros del comité federal del PSOE, entre ellos muchos economistas, al escuchar al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, augurar que a pesar de la rápida destrucción de empleo, y la dureza del ajuste en el sector de la construcción, no se llegará a las tasas de paro que sufrió España al final del mandato del PP en 2004, algo superior al 11%.

"Se va a comprobar ahora la brillante gestión en las cuentas públicas"

En este foro, que congrega a los dirigentes del PSOE de toda España, reunido exclusivamente para convocar el XXXVII Congreso para la primera semana de julio, nadie quiso deliberadamente echar jarros de agua fría a las previsiones del presidente. No obstante, la mayoría de los miembros de este órgano, consultados por este periódico, reconocen la dificultad de que el augurio del presidente se cumpla. El paro está ya en el 9,6% y les parece muy difícil que en breve no llegue al 10%; la cifra peor que tuvo el PP. "La peor previsión de paro que podamos tener por delante será siempre una previsión de paro mejor que la que mejor tuvo el PP", dijo el presidente. Pero lo que no pudo evitar Zapatero es reconocer que la demanda de empleo no puede ser absorbida. Y ante eso, pide confianza, porque el manto protector del Estado garantizará la cobertura del desempleo, sin olvidar "la fortaleza de las cuentas públicas".

En esa fortaleza, a la que aludió Zapatero, confían los miembros del comité federal pero con la preocupación evidente de que sólo unas horas antes de esta reunión el vicepresidente económico, Pedro Solbes, rebajó las previsiones de crecimiento de la economía. Un 2,3% para este año y el que viene, es decir, siete y ocho décimas menos de las inicialmente previstas.

Pase lo que pase y aunque fallen esas previsiones, los dirigentes del PSOE sí creen que Zapatero cumplirá su compromiso de mantener las promesas electorales en materia social.

"Ahora vamos a comprobar la importancia que tiene el haber realizado una gestión tan brillante en nuestras cuentas públicas", señaló Zapatero para enumerar después sus prioridades. Se incrementarán las políticas activas de empleo; se mantendrán los compromisos de política social, becas, Educación y subida del Salario Mínimo Interprofesional, en vivienda y "en aquellos aspectos que singularmente afectan más a las familias y a las expectativas de los ciudadanos para mantener su nivel de bienestar", dijo Zapatero a sus compañeros de partido.

Ahora bien, Zapatero sí reconoció problemas estructurales en España como "la debilidad de su patrón de crecimiento". Por eso lo quiere cambiar, y "sin descuidar" los sectores productivos tradicionales, su gobierno pretende que el crecimiento futuro lo sea por la mejora de la competitividad, en la formación y en la innovación; de ahí la creación del Ministerio de Ciencia e Innovación. Nadie le replicó. El comité federal confía en Zapatero y en Solbes y no por fe ciega, sino por la reiteración en el compromiso de que las políticas sociales se mantiene, explicaron algunos de los barones socialistas

* Este articulo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de abril de 2008