ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 21 de abril de 2008
Análisis:ESTA SEMANA

El régimen

Tiene motivos Javier Arenas para reaccionar contra Esperanza Aguirre. El desafío que ha planteado la presidenta de la comunidad de Madrid ha puesto en peligro el principal patrimonio que tiene el PP como es el de su estabilidad, producto, hasta ahora, de un férreo control por parte de su dirección. Una especie de paz de interna que denotaba una carencia total de debate en el seno de este partido y que, sin embargo, ha estallado en mil pedazos. Y aunque la madrileña camufla su pulso con tintes supuestamente ideológicos a favor de un trasnochado liberalismo de difícil definición, a lo que asistimos, en realidad, es a una lucha pura y dura por el poder en una formación que ha estado teledirigida por otros desde fuera. Ese tardío intento de romper tal dependencia por parte de Rajoy amenaza con convertirse en su verdadero de quebradero de cabeza antes que la tarea de articular una nueva estrategia de oposición al Gobierno de Zapatero o Chaves.

Los populares andaluces han cerrado filas en torno a Arenas frente a los ataques que está recibiendo del PP de Madrid, en donde exhiben su continuo éxito electoral en contraposición al permanente fracaso que cosechan en Andalucía. "Parece que están cómodos en la oposición", espetaban a sus colegas del PP andaluz. De un plumazo se veían retratados ante todo el país, de ahí que la reacción de rechazo aquí haya sido inmediata reclamando una declaración de respeto a la trayectoria de este partido en Andalucía. Lo cierto es que se ha arrojado la primera piedra al estanque y lo que está por ver es el grado de cohesión que pueda existir en un partido que hasta ahora no ha evidenciado fractura alguna. O sí.

Es, por ejemplo, lo que comienza a percibirse en Granada con un ex alcalde, Gabriel Díaz Berbel, fuera de todo control, arremetiendo contra el presidente provincial, Sebastián Pérez, y lanzando serias dudas sobre el origen de los fondos con los que se ha financiado la pasada campaña. Un terreno resbaladizo, el de los dineros, en una familia como la del PP granadino que ya ha conocido, con anterioridad, fuertes encontronazos entre diversas facciones.

Pero, igualmente, está por determinar si Arenas, en ese afán de marcar distancias con los que vienen fijando la línea a seguir, está dispuesto, como Rajoy, a arremeter contra ese verdadero régimen mediático que les jalea según les convenga, siempre y cuando se limiten a hacer los que ellos les dicen. En la medida en que se distancie y rompa con este núcleo duro se comprobará la sinceridad del giro al centro que dice haber iniciado por enésima vez.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana