Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Talentos

Madonna de ojos rasgados

La cantante mongola Sa Dingdingse lanza a la conquista del pop occidental tras arrasar en China

De Mongolia a las listas de éxitos europeas. Es el viaje de Sa Dingding, la mejor exportación asiática desde el arroz basmati, que se lanza a la conquista pop del mundo occidental. Se la jalea como la primera estrella pop de China y está a punto de hacerse también con Europa.

Sa Dingding, una chica de 25 años cuya música recuerda a la de la irlandesa Enya, lleva las de convertirse en la Madonna de la globalización y ha desatado la fiebre en Reino Unido. Es más, amenaza con triunfar en los premios BBC Radio 3 World Music, los mismos que hace un par de años encumbraron a unos tales Ojos de Brujo.

Su primer álbum, Alive, ya ha vendido dos millones de copias en Asia. Suficientes como para que su sello, la multinacional Universal, complete la campaña para presentar a la cantante china ante las audiencias británicas con una actuación televisada en el Royal Albert Hall durante los Proms de este verano y, después, con un concierto en el Womad que ya ha colgado el cartel de "entradas agotadas".

Hija de madre mongola y padre chino, Sa Dingding pasó sus primeros años como nómada en Mongolia; después vivió en el Tíbet y se educó en Pekín. "Ha recibido la influencia de su diversidad étnica y ha sido modelada por la China moderna", dice su página web. Sus letras, de las que es compositora, mezclan el sánscrito, el mandarín y el tibetano.

La música, que puede escucharse en la web www.sadingding.co.uk y que evoca los paisajes del interior de China, supuestamente aún desconocidos para el turismo occidental, ha llamado la atención de Paul Oakenfold, DJ británico de masas, y también ha interesado a productores que en el pasado catapultaron a Madonna o a Kylie Minogue. "Ahora tengo la oportunidad de mi vida de cumplir el sueño de que el público, lejos de China, escuche mi música y me vea interpretar", declara la interesada sobre sus nuevos territorios a conquistar. "Me siento muy afortunada por poder venir a Europa, y en particular al Reino Unido. Espero complacer al público", añadía.

A pesar de tener fuerte influencia tibetana y ser budista, Sa Dingding ha dejado claro que no se opone a la represión china en la región autónoma. Y los Juegos Olímpicos serán, precisamente, otra de las plataformas de su lanzamiento internacional: se espera que actúe en la ceremonia inaugural de Pekín 2008. "Soy una profesional de la música, así que me centro en hacer música, pero también soy china y apoyo completamente las políticas de nuestro Gobierno en esta cuestión. Creo que, al igual que el resto del mundo, pertenezco a un país del que estoy orgullosa y quiero que esté en paz y se desarrolle".

Su música mezcla sin prejuicios la música tradicional china con la electrónica y tiene algunos destellos de clásica y de soul. Entre los instrumentos que utiliza están la cítara, el gong y el tambor. "Quiero ser un puente cultural que conecte a la gente de Occidente y de China y mostrar qué está pasando en cada uno de los lugares", afirma. Ésas, nada menos, son las aspiraciones de Sa Dingding, según ha dicho a los medios británicos, que también la comparan con Björk.

Si todo esto le suena a chino, quizá es porque no recuerda a las gloriosas predecesoras de Sa Dingding. En 1996, Zhu Zheqin, también conocida como Dadawa, protagonizó el primer lanzamiento internacional de un cantante chino en el último medio siglo. Llegó incluso a grabar con los legendarios Chieftains y también usó sonidos tibetanos para encandilar a las audiencias occidentales. Pero su carrera se estancó en medio de las críticas que le llovieron por usar referencias culturales de un pueblo oprimido. La exportación musical china más reciente ha sido la de Twelve girls band, grupo formado en 2001. Ahora ha llegado el momento de Sa Dingding.

Grandes preguntas

- ¿Quién es? Cantante china de 25 años. Con un estilo que recuerda a Enya y de lejos a Björk, mezcla música tradicional de su país con la electrónica y ciertas dosis de clásica y de soul. Utiliza la cítara, el gong y el tambor.- ¿De dónde viene? Hija de madre mongola y padre chino, ha vendido más de dos millones de copias de su primer álbum, Alive. Pasó su infancia como nómada en Mongolia y luego vivió en el Tíbet antes de ir a estudiar a Pekín.- ¿Adónde va? Primero, a conquistar el Reino Unido. Después, Europa y lo que le echen. Como plataforma de lanzamiento mundial, anuncia que actuará en la inauguración de los Juegos Olímpicos de Pekín.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de abril de 2008

Más información