ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 1 de abril de 2008

Las personas con ansiedad tienen más enfermedades somáticas

Un estudio apoya la existencia de un mecanismo fisiopatológico común

Se calcula que el 15% de la población puede sufrir en algún momento de su vida un trastorno de ansiedad. Una aglomeración en el metro, un espacio abierto o la muerte de un ser querido pueden provocar a una persona malestar psicológico, inquietud y miedo, y también la aparición de síntomas fisiológicos como taquicardias, sudoración y tensión muscular.

Los médicos creen, desde hace tiempo, que existe relación entre la ansiedad y diversas enfermedades orgánicas. Esta percepción se ha confirmado con los resultados de un trabajo realizado por investigadores del Instituto de Atención Psiquiátrica del hospital del Mar de Barcelona y que ha sido publicado en la revista Medicina Clínica del 8 de marzo.

Según este estudio, sufrir agorafobia o pánico, que forman parte de los trastornos de ansiedad, se asocia con un mayor riesgo de padecer enfermedades orgánicas como alergia, cardiopatía, hipertensión y enfermedades osteomusculares.

Los investigadores han estudiado a 410 pacientes afectados por diferentes trastornos de ansiedad. "El trabajo es especialmente interesante por el importante número de pacientes estudiados y por haberlo hecho en grupos paralelos", dice Salvador Ros, director del Instituto Europeo de Neurociencias. En este sentido, los pacientes se dividieron en tres grupos: un grupo de 130 personas diagnosticadas con diferentes tipos de trastornos de ansiedad; otro con 150 sin antecedentes psiquiátricos y que acudieron a consulta médica de atención primaria, y un tercer grupo de 130 pacientes que acudieron a un centro de salud mental por diferentes enfermedades psiquiátricas, pero sin diagnóstico de trastorno de ansiedad.

Comparando el grupo de los que padecían trastornos de ansiedad con el grupo de pacientes sin enfermedad psiquiátrica, se observó que los primeros presentan el doble de cefaleas, 6,1 veces más alergias, 3,6 veces más enfermedades osteomusculares, el triple de enfermedades cardiacas y 2,1 veces más hipertensión.

"Ya no tiene sentido contemplar de forma separada las enfermedades psiquiátricas y las enfermedades somáticas", dice Antoni Bulbena, uno de los investigadores.

En la actualidad existen datos que apoyan la existencia de un mecanismo fisiopatológico común entre los trastornos de ansiedad y las enfermedades somáticas. "Se ha postulado que existiría un desajuste entre los centros reguladores del sistema nervioso central. Ante una señal de peligro, real o imaginada, las neuronas del locus ceruleus, en el cerebro, provocan una reacción noradrenérgica dando lugar a crisis de pánico, pero también se activa el sistema de alarma dando lugar a reacciones fisiológicas comunes. De la misma manera, en sentido opuesto, señales internas encargadas de mantener el equilibrio entre diferentes órganos, pueden aumentar la actividad noradrenérgica en el locus ceruleus, dando lugar a los ataques de pánico", explica Juan Carlos Pascual, primer firmante del estudio.

Ésta también sería la explicación más plausible para la existencia de este mecanismo común, según explica Francisco Collazos, adjunto de Psiquiatría del hospital Universitario Vall d'Hebrón de Barcelona. "No se debería minimizar la trascendencia de los trastornos de ansiedad por esta posible relación con trastornos somáticos", añade Collazos.

Recientes trabajos del equipo de Antonio Bulbena han demostrado que el 70% de los pacientes con trastornos de ansiedad padecen manifestaciones orgánicas en la piel y en las articulaciones debido a la presencia de un tipo concreto de colágeno más laxo y flexible que el normal. A su vez, más de la mitad de los portadores de esta hiperlaxitud presentan manifestaciones de ansiedad, desde fobias hasta crisis de pánico. Según el presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS), Antonio Cano, con un estudio longitudinal "veríamos cómo con el paso del tiempo aparecen esos niveles altos de ansiedad".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana