Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fuenlabrada fusiona seis centros públicos ante la falta de nuevos equipamientos

Desaparecen un instituto y dos colegios para habilitar espacios educativos

Fuenlabrada (194.000 habitantes) eliminará a partir del próximo curso un instituto y dos colegios públicos con el objetivo de habilitar nuevos servicios educativos. Lo hará dentro de un proceso de fusión de hasta seis centros escolares de la localidad acordado el pasado día 10 de marzo por el Ayuntamiento (gobernado por el PSOE) y la Consejería de Educación. La decisión ha sorprendido a la comunidad educativa, que mira la iniciativa con recelo y critica que la medida se haya tomado "por la vía de los hechos consumados" y sin información previa.

"Vigilaremos que las adaptaciones se hagan en tiempo y forma", dice la FAPA

La fusión incluye al instituto Utopía, que pasará a convertirse en un centro de educación infantil de segundo ciclo, y a los colegios Luis Buñuel y Valle-Inclán, que dejarán de impartir primaria para albergar un centro de educación especial para discapacitados y una escuela de adultos, respectivamente. Tanto sus alumnos como algunos de sus profesores se trasladarán a tres centros próximos: el instituto Sefarad y los colegios Manuel de Falla y Víctor Jara. Parte del profesorado será trasladado a otros colegios.

"Vamos a vigilar que todas las adaptaciones precisas estén listas en tiempo y forma", explicó la presidenta de la FAPA de Fuenlabrada, Carmen Seco, que dejó claro que no tolerarán que los alumnos "tengan una educación de menor calidad". También el profesorado de los centros mostró su preocupación por la situación prevista para el próximo curso: "Se ha tomado una decisión de espaldas a padres, alumnos y profesorado", destacó Juan Carlos López, profesor de uno de los centros afectados.

"No se trata de la mejor de las soluciones, lo ideal sería que la Comunidad de Madrid construyese nuevos equipamientos", reconocieron ayer fuentes municipales. Sin embargo, el viceconsejero de infraestructuras educativas, Jesús Valverde, argumentó que el acuerdo "fue solicitado por el Ayuntamiento de Fuenlabrada, que tiene problemas de suelo equipamental".

Para justificar su decisión, ambas administraciones coinciden en que los centros afectados estaban muy por debajo de su capacidad y que la fusión de centros no provocará la masificación de alumnos. Además, el Ayuntamiento explicó que de esta manera "se optimizan" los recursos existentes y "se cubren otras necesidades educativas".

Los datos que aporta la FAPA de la localidad avalan la teoría de que los centros afectados funcionan "a medio gas". Así, por ejemplo, los colegios Luis Buñuel y Manuel de Falla cuentan en este curso con apenas 13 y 15 alumnos de tres años, respectivamente; mientras, el instituto Utopía cuenta con una clase por curso y recibió el pasado año sólo 12 nuevas solicitudes de matrícula. Lo precipitado del acuerdo parece haber sorprendido también a la propia Administración regional, que en el proceso de matriculación abierto esta semana aún incluye los dos institutos y los cuatro colegios como centros independientes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de marzo de 2008