ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 29 de febrero de 2008
ELECCIONES 2008 | Campaña electoral

Chaves prefiere que una mujer le suceda en el cargo

Los consejeros celebran la apuesta feminista pero ven lejana la sucesión

En el ecuador de la campaña electoral, en el marco de la celebración institucional del Día de Andalucía, el candidato socialista a la presidencia de la Junta, Manuel Chaves, desveló algo sobre su sucesión que hasta ahora había mantenido oculto. Le gustaría que fuese una mujer la que recibiese el testigo de su cargo como líder del PSOE andaluz y, si siguen ganando elecciones, presidenta de la Junta.

En una entrevista con la Cadena Ser, Chaves precisó que él no debe decidir quién será su sucesor o sucesora pero, por vez primera, añadió que se inclina por una mujer. Horas después, a preguntas de este periódico, Chaves suavizó el impacto de sus palabras, que para algunas fuentes socialistas entreabren una pequeña puerta hacia el espinoso jardín sucesorio, cerrado hasta ahora a cal y canto. "He dicho eso porque creo en la igualdad y tengo un Gobierno paritario que trabaja mucho por la igualdad. Creo en la competencia, en la eficacia y en la inteligencia de la mujer, pero que nadie piense que hay un problema de sucesión".

Y agregó: "Ahora mi objetivo es ganar las elecciones. Si tengo el respaldo de la ciudadanía me quedarán cuatro años de Gobierno. Lo que he dicho es una simple declaración de intenciones, así que espero que nadie saque otra conclusión". La puerta abierta por Chaves sobre el futuro liderazgo socialista fue comentada ayer, durante la entrega de las medallas del 28-F, por sus consejeros con cierta reticencia. Tal vez sea la hora de que una mujer le sustituya, pero no es la hora de sustituirlo. Micaela Navarro, consejera para la Igualdad y el Bienestar Social, fue una de las más incómodas por la inoportunidad de la reflexión: "Estamos a unos días de las elecciones, el debate sobre la sucesión llegará cuando tenga que llegar y seremos los militantes los que decidamos". Dicho lo cual, también aclaró: "Hace 10 años no se lo hubiera planteado nadie, ahora una propuesta de ese tipo se ve con normalidad".

Casi todos, sin excepción, arrancaron su reflexión haciendo votos por su actual candidato. "Hay presidente para rato, como mínimo tenemos para ocho o diez años", dijo el consejero de Agricultura, Isaías Pérez Saldaña. "No veo la sucesión cercana", comentó Fuensanta Coves, su colega en Medio Ambiente. "Es un debate que está muy lejos", reiteró la consejera de Salud, María Jesús Montero. "Un proceso que no ha comenzado", terció Evangelina Naranjo.

El consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías, le puso fecha: "Como mínimo faltan cuatro años para el relevo y, entonces, será el partido el que valore quién sucederá a Chaves". Un ex consejero de larga experiencia, Paulino Plata, tampoco ve el recambio a la vuelta de la esquina: "Puede tocar que sea ya una mujer la futura presidenta, aunque sobre ese cambio falta mucho".

Hechos los honores al actual presidente, los consejeros no esquivaron el tema sobre el recambio. "El que fuera una mujer me parece muy bien", dijo Zarrías. Una respuesta que compartieron abiertamente otros compañeros del Consejo de Gobierno como Pérez Saldaña o Coves.

Para el consejero de Economía y Hacienda, José Antonio Griñán, la prioridad sería otra: "Sería importante para la igualdad efectiva que fuese una mujer, pero lo que sí me gustaría es que la persona que ocupe la presidencia de la Junta fuese socialista".

Y para otras, el género no tiene que ser determinante aunque simpaticen con la causa. "Me gustaría que fuese una mujer pero no es imprescindible ni trascendental", indicó María Jesús Montero. "Pienso que podría ser el momento, que podría tocar ya, pero será el PSOE el que decidirá la persona más idónea y capacitada", comentó Evangelina Naranjo. La que abrazó sin tibiezas la sugerencia fue Amparo Rubiales: "Me parece estupendo porque Andalucía siempre ha ido por delante en igualdad".Casi nadie da nombres sobre mujeres socialistas que, a día de hoy, tendrían opciones de liderar a la organización en Andalucía. Algunos eluden hacerlo para no dañar a las posibles aspirantes. "No quiero hacerle a nadie una jugarreta", dijo Paulino Plata. Otros porque lo ven tan lejano que tal vez ni ha nacido para la política la candidata. "A lo mejor todavía no hay luz puesta sobre ella", opinó Isaías Pérez Saldaña.

"Existe hasta la posibilidad de que no sea muy conocida por ahora", abundó el delegado del Gobierno, Juan José López Garzón, que cree que existen "altísimas probabilidades científicas" de que una mujer ocupe cargos de máximo nivel ya que son más del 50% de la población.

Otra vertiente de respuestas, entre casi una veintena de personas consultadas ayer, fue la propuesta genérica. "Hay muchos nombres: consejeras, presidenta del Parlamento, ministras, ex ministras, diputadas, ex diputadas", citó Amparo Rubiales. "Todas las mujeres que están ahora mismo", dijo María Jesús Montero. Las consejeras y la actual presidenta del Parlamento, Mar Moreno, fueron mencionadas en diversas ocasiones. "Son personas preparadas para eso", apuntó el parlamentario socialista por Cádiz y ex consejero, José Luis Blanco.

Sólo la secretaria federal de la Mujer, Maribel Montaño, se atrevió a significarse: "No tengo ningún reparo en decir que mi fantástica candidata es Mar Moreno". Montaño destacó la "naturalidad" con la que se acoge ahora la mención al futuro liderazgo de una mujer: "Para los que hemos nacido en esta tierra era impensable hace 20 años que se hubiera planteado esta posibilidad".

Fue el consejero de Innovación, Ciencia y Tecnología, Francisco Vallejo, el que aportó un elemento adicional. Si las mujeres quieren mandar, también tienen que evidenciarlo. "Lo de las quinielas es complicado. Un liderazgo se gana en el día a día. Por más que intentemos favorecer a alguien en una posición, también tienes que tener peso. No se puede nombrar a una mujer por el hecho de serlo, es importante que las mujeres se convenzan, sean ambiciosas y den el paso adelante si están interesadas".

Pero a Vallejo no le sorprendió la predilección del presidente andaluz sobre el perfil de la persona que le sustituya. "El tema de la igualdad ha sido una prioridad en su política, cree que es un factor clave para la mejora de Andalucía y sus decisiones van en esa línea".

También la consejera de Salud recibió la declaración como un soniquete familiar: "Tal vez no en público pero en otras ocasiones también ha trasladado ese deseo porque cree que la incorporación de las mujeres puede llevar frescura e innovación". Evangelina Naranjo tampoco se extrañó del todo al escucharle en la radio: "He pensado que no podía ser de otra manera porque veo su impulso a las mujeres, es el que más cree en la igualdad efectiva y real. He dicho ole".

Fuera de las filas socialistas, la ex portavoz parlamentaria de IU, Concha Caballero, formalizó en voz alta un deseo imposible: "A mí me gustaría que, desde ahora, una mujer se incorporase como presidenta de la Junta, me parece que históricamente correspondía". Como esto, vistas las candidaturas, no ocurrirá, Caballero añadió: "El futuro no lo va a decidir Chaves, pero yo espero que en las próximas elecciones sí que las tengamos y con compromiso de verdad".

La frase de Chaves

"Le voy a dar mis preferencias. El que pueda ser mi sucesor o sucesora yo no lo voy a decidir. Puedo tener influencia y peso en esa decisión, pero lo decidirá mi partido. Sé que hay varias personas que pueden serlo y que tienen capacidad para serlo. Mi inclinación y mi deseo es que fuera una mujer, que fuera una mujer, porque creo que ha llegado el momento. Creo que en ese camino por la igualdad eso muy importante porque la igualdad hay que garantizarla y trabajarla de una manera global en todos los niveles, es decir, por abajo, en las escuelas, en las familias, en el trabajo, en la política y en los consejos de administración porque la igualdad no se puede parcelar".

Magdalena Álvarez y Felipe González, durante un mitin celebrado ayer en Málaga. / JULIÁN ROJAS

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana