Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Internet

Abandonar Facebook, una misión imposible

Darse de baja se convierte en un calvario para los usuarios

Abandonar la red social Facebook no es fácil. Kate Raynes-Goldie, una investigadora canadiense, decidió hacerlo en octubre pasado. "Me di cuenta de que me estaba enterando de lo que hacían mis amigos a través de Facebook, en lugar de hablar con ellos", explica. Borrar su cuenta fue un calvario. Todavía hoy no sabe si ha sido capaz de lograrlo del todo. Primero, los usuarios que quieren darse de baja pueden "desactivar" su cuenta. "Pero esa tarea es como un limbo", explica Raynes-Goldie. En realidad, cuando alguien "desactiva" la cuenta, el perfil sigue en la base de datos de Facebook. Puede recibir publicidad e invitaciones a eventos. Pero en realidad nadie puede ver el perfil, a excepción de la empresa. Básicamente, se trata de ocultar la información.

Pero Raynes-Goldie quería eliminar toda su presencia en esta inmensa base de datos. Así que escribió a Facebook. Alguien identificado como Peter le respondió que, si quería abandonar el portal, "debía borrar todos y cada uno de los contenidos de la página, uno por uno". Raynes-Goldie se pasó cuatro horas borrando información.

Desesperada, y sin haber sido capaz de darse de baja de grupos a los que se había unido años atrás, escribió a Facebook de nuevo, exigiendo que retiraran su perfil desde la empresa. La respuesta fue que "los usuarios deben borrar su propio contenido para que la empresa esté segura de que toda la información se ha suprimido antes de que la cuenta se elimine definitivamente".

A este proceso tuvo que someterse también Steve Mansour, experto en comunidades virtuales. "Anulé mi cuenta en abril y, pasados unos meses, comencé a recibir avisos de que otros usuarios me enviaban mensajes y escribían en mi pizarra", cuenta. Facebook, de forma misteriosa, había reactivado su cuenta.

"Estaba borrando cuando recibí un mensaje de Facebook diciendo que mi cuenta estaba definitivamente cerrada", explica Mansour. "Para mí, ésa es la prueba de que sí que existe un mecanismo que permite borrar los perfiles rápida y eficientemente". Mansour opina que, a pesar de un borrado "definitivo" por parte de la empresa, "siempre queda algo de información guardada en algún lugar". "Al fin y al cabo los términos de privacidad que aceptas al darte de alta dicen que le otorgas a la empresa el derecho de usar tu contenido como les dé la gana".

Tan frustrante ha sido para muchos usuarios el proceso que incluso se ha creado un grupo dentro de Facebook llamado "Cómo borrar tu cuenta permanentemente". Tiene 8.000 miembros.

La semana pasada, Facebook reveló que está trabajando en un sistema que permita a los usuarios desaparecer "más fácilmente". "Estamos experimentando con diversas opciones y revelaremos más información en el futuro", dijo Katie Geminder, directora del departamento de usuarios en Facebook. La empresa asegura que es más fácil guardar la información porque hay "muchos usuarios" que luego deciden volver a Facebook. Aun así, la empresa no confirma que vaya a optar por una solución tan simple como permitir a los usuarios pulsar un botón de tachado permanente.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de febrero de 2008