ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 18 de febrero de 2008

Un estudio dice que la bici es más rápida que el coche en el centro

Barcelona, con la mitad de población, triplica a Madrid en usuarios

Es difícil, pero no imposible. Moverse en bicicleta por Madrid parece convencer cada vez a más gente. El usuario medio de este transporte en la capital es hombre, adulto, la usa para ir a un sitio concreto y no sólo para pasear o como pasatiempo, y prefiere la de carreras. Es un conductor prudente que no corre demasiado, entre 8 y 15 kilómetros por hora. Circula entre los coches y, a veces, se sube a las aceras aunque esté prohibido.

El perfil es una reconstrucción con datos del último estudio elaborado por la asociación Pedalibre a finales del año pasado. Unos 20 miembros y simpatizantes de este colectivo, con más de 200 socios y 25 años de antigüedad, han medido durante un año a distintas horas del día entre las siete de la mañana y las once de la noche los vehículos de 100 calles de Madrid del interior del anillo de la M-30. Objetivo: conocer cuántos y quiénes usan la bici en la capital. Ellos, que casi no la sueltan, estiman que cada vez son más los que se suman a su opción.

Una de sus quejas principales era que ni siquiera existe un dato oficial del número de ciclistas. Tras contabilizar unos 30.000 vehículos, han concluido que el 0,5% de ellos son bicis, es decir, uno de cada 200. Ese dato, mejor que el 0,1% que ofrecían hasta hace poco desde las administraciones, aleja a Madrid del éxito de otras ciudades. Por ejemplo Barcelona, que ha tomado la delantera en esta carrera a dos ruedas y ya ofrece un sistema municipal de alquiler de bicicletas que ya ha convencido a 97.000 ciudadanos. Tiene la mitad de habitantes y el doble de desplazamientos al día en bicicleta, según datos oficiales.

Sólo un 2,5% de niños

Madrid se planteó hace ya un año que quería dejar de estar a la cola. Fue entonces cuando presentó el ambicioso plan director de movilidad ciclista, que prevé más de 450 kilómetros de carriles reservados, de los que 274 quedarían implantados en las calles de la capital. Quizá ese impulso municipal se convierta en la clave para que la bici, ecológica y barata, deje de ser un método de transporte poco extendido. El hecho de ser un club reducido favorece, según Merallo, que sólo dos de cada 10 ciclistas sean mujeres. "Allí donde hay poca cultura de la bici, siempre las cogen más ellos que ellas", añade. También son pocos, un 2,5%, los niños que las utilizan.

Siete de cada 10 usuarios alcanzan entre 8 y 15 kilómetros por hora, lo que en el informe se considera una velocidad normal, pero no lo es tanto si se compara con las de otros vehículos: 9 kilómetros por hora el coche, 14 el autobús y 16 el metro. Los atajos y el que el ciclista puede convertirse en peatón hacen esta opción aún más atractiva.

Manifestación de ciclistas en el centro de Madrid en octubre de 2007. / CRISTOBAL MANUEL

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana