Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La pugna por el tercer espacio

EU y Bloc-Iniciativa-Verds libran una batalla paralela a la de los dos grandes

Las elecciones generales no solo enfrentan a José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, aspirantes a la presidencia del Gobierno. La Comunidad Valenciana es escenario de un choque paralelo de ámbito minoritario pero de largo alcance y profundidad. El 9 de marzo se libra una batalla decisiva en una soterrada pero histórica pugna entre comunistas y nacionalistas por la hegemonía del tercer espacio que dejan libre los grandes partidos nacionales, es la batalla que libran las coaliciones Esquerra Unida i Republicana frente a Bloc-Iniciativa-Verds. Paradójicamente la primera víctima puede ser el único diputado por Valencia en el Congreso de los Diputados que escapó al control del PP y el PSOE y que ocupaba Isaura Navarro como cabeza de una lista bajo las siglas Esquerra Unida-L'Entesa.

Navarro opta a renovar su escaño, pero en esta ocasión como número uno de la coalición Bloc-Iniciativa-Verds. Y compite en el mismo espacio con Antonio Montalbán, histórico secretario general de CC OO del País Valencià, como cabeza de lista de la coalición formada por Esquerra Unida e Izquierda Republicana.

Iniciativa pel País Valencià se constituyó como partido el pasado mes de noviembre en el seno de Esquerra Unida con intención de plantar cara al Partit Comunista del País Valencià, único partido político vinculado a la coalición de izquierdas. Pero las diferencias en el seno de Esquerra Unida desembocaron en su escisión definitiva y su alianza con el Bloc, una formación de corte nacionalista. La escisión en Esquerra Unida vino precedida por el fracaso operativo de la marca Compromís, el paraguas bajo el que acudieron a las urnas en las últimas elecciones autonómicas Esquerra Unida, Bloc, Verds e Izquierda Republicana.La marca Compromís pel País Valencià acumuló 118.000 votos en la provincia de Valencia en las últimas elecciones autonómicas, en mayo de 2007. Isaura Navarro, por su parte, logró el escaño en el Congreso en las últimas elecciones generales, las del año 2004, con 78.000 votos. El PP obtuvo ocho escaños por Valencia con 665.000 votos y el PSPV, siete, con 613.000.

Portavoces de Esquerra Unida i Republicana y de Bloc-Iniciativa-Verds coinciden en cifrar en torno a los 75.000 el número mínimo de votos necesarios para lograr un escaño por la circunscripción de Valencia el próximo 9 de marzo. La diferencia entre PP y PSPV, por un lado, y el calibre de la participación electoral, por otro, podrían alterar ese listón, pero no mucho.

Un análisis de los resultados electorales de las últimas elecciones autonómicas elaborado por un experto vinculado al Bloc atribuye a los nacionalistas la mitad de los votos obtenidos por Compromís en las últimas elecciones autonómicas. Si el estudio fuera correcto, la coalición Bloc-Iniciativa-Verds tendría alguna posibilidad de obtener un escaño en el Congreso. Pero los responsables del partido nacionalista asumen que es prácticamente imposible lograr que Navarro revalide su escaño.

Vicent Franch, profesor de Ciencia Política en la Universitat de València, explica que la serie histórica de resultados electorales revela que la mitad de los votantes del Bloc apoyan otras opciones cuando llegan las elecciones generales, sobre todo a los socialistas.

La coalición Bloc-Iniciativa-Verds se presentó en su día con vocación de perdurar porque su objetivo no es tanto obtener un escaño en el Congreso como consolidar una oferta progresista, nacionalista y ecologista con opciones claras en las elecciones autonómicas de 2011.

Ignacio Blanco, portavoz de Esquerra Unida, concede que es muy difícil que Antonio Montalbán logre un escaño en el Congreso, pero asegura que no es imposible. La coalición de izquierdas logró sus mejores resultados en las elecciones generales de 1993 y 1996. Sufrió un severo varapalo en 2000 a raíz de la escisión de Nova Esquerra, pero mantuvo el escaño por Valencia. En EU consideran que la escisión de Iniciativa no será tan notable. Subrayan como una virtud que Antonio Montalbán no ha estado implicado en la crisis interna que ha desembocado en la escisión de Iniciativa y destacan, por otra parte, que la marca Izquierda Unida y el respaldo de Gaspar Llamazares garantizan una solvencia ante su electorado que no puede esgrimir la coalición Bloc-Iniciativa-Verds.

Vicent Franch, por su parte, apunta la capacidad de los votantes de EU para discriminar el voto y concluye: "La clave reside en la opción de los votantes de Esquerra Unida por votar en clave interna o apostar por el voto útil a los socialistas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de febrero de 2008