Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

La enseñanza de idiomas

La exigencia sindical de que las comunidades autónomas inviertan más en educación de acuerdo, al menos, con los Presupuestos Generales del Estado, no parece tener eco en la Comunidad de Madrid en el terreno de la enseñanza de idiomas para extranjeros adultos.

Eso es lo que se deriva de la intención declarada de la Consejería de Educación de congelar las oposiciones de acceso a la función docente en escuelas oficiales de idiomas. Esa congelación de plazas se va a dar en un año en el que se implanta un nuevo currículo que va a incrementar la enseñanza de idiomas a seis años en la mayoría de los idiomas y a ocho años en las enseñanzas de árabe, chino y japonés.

Es preciso destacar también que, si bien el nuevo currículo incrementa el número de cursos, como se indicó más arriba, se rebaja el nivel de salida del alumnado de nuestras enseñanzas. Con el nuevo currículo las escuelas oficiales de idiomas no podrán llegar al nivel más alto -el de hablante competente (niveles C1 y C2 del Marco Común Europeo de Referencia del Consejo de Europa)- como venían haciendo desde su creación en 1911.

A partir de ahora, los adultos que quieran acceder a enseñanzas de idiomas en los niveles más altos -C1 y C2- tendrán que costeárselas en centros privados o extranjeros, siempre que existan para los idiomas de su interés.

El Ministerio de Educación y Ciencia y la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid están de acuerdo en frustrar las expectativas de miles de universitarios y profesionales que recurren a nosotros precisamente cuando la UE más se compromete en la promoción de la Formación Permanente de Adultos, para facilitar su movilidad profesional y geográfica, los intercambios universitarios, etcétera, dentro de la UE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de febrero de 2008