ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 5 de febrero de 2008
La precampaña electoral

Pizarro agita la batalla del Ebro del PP

El candidato por Madrid hace una ambigua defensa del trasvase - Aragón y Valencia emplazan a Rajoy a fijar una posición definitiva en el programa

El número dos del PP por Madrid, el ex presidente de Endesa Manuel Pizarro, aportó ayer su grano de arena para convertir en un conflicto de nivel nacional el pulso que desde hace días mantienen los populares valencianos y aragoneses por el trasvase del Ebro. Preguntado en una entrevista en la Cadena SER, Pizarro se posicionó defendiendo el Pacto del Agua de 1992 y el Estatuto de Autonomía de Aragón reformado este año. Y añadió: "Una vez que estén aseguradas las necesidades de agua [de Aragón], con el agua sobrante no tenemos ningún inconveniente en que se utilice donde proceda".

La ambigua declaración irrumpe en un conflicto interno que lanzó a los medios hace una semana la cabeza de lista del PP por Murcia, Pilar Barreiro, quien reveló que en el programa electoral no aparecerá el trasvase del Ebro. El PP "hace un programa para todo el Estado", y no "una relación de ríos", explicó Barreiro. Tras sembrar las dudas, el PP valenciano ha defendido con seguridad que el programa del PP incluirá el trasvase del Ebro. Las declaraciones de Pizarro vinieron a añadir inquietud a los populares de Valencia y Murcia.

El PP en Valencia da por seguro el trasvase, mientras Aragón se opone

Fuentes del PP nacional confirmaron ayer a Europa Press que incluirán un acuerdo nacional sobre el agua que contemple trasvases desde aquellas cuencas deficititarias, pero "no habrá mención específica alguna" a la transferencia del Ebro.

El mismo día que el presidente valenciano Francisco Camps daba por seguro el trasvase, el presidente del PP de Aragón, Gustavo Alcalde, declaró su "oposición rotunda y total" al proyecto. Alcalde insinuó la posibilidad de dimitir si el PP apoya lo contrario y convocó una junta extraordinaria de la dirección regional para fijar una posición al respecto. La bola no ha dejado de crecer desde entonces. "Si el trasvase figura en el programa electoral, él [Alcalde] no liderará el partido en Aragón", dijo el viernes el portavoz del PP en las Cortes de Aragón, Antonio Suárez.

Ayer se reunió el comité de dirección de los populares aragoneses, que acordó por unanimidad apoyar la postura de Alcalde hasta conocer si el programa de su partido incluye el trasvase del Ebro. El comité reiteró su total oposición al trasvase. El secretario regional del PP aragonés, Ricardo Canals, habló tras la reunión e insistió en que su voluntad era seguir hablando con la dirección nacional para que el programa respete lo que marca el Estatuto de Autonomía de Aragón. La reciente reforma del Estatuto establece una reserva estratégica 6.550 hectómetros cúbicos para la comunidad (la demanda actual es de 3.900) y la obligación de que Aragón emita un informe sobre cualquier utilización del agua que pasa por su territorio.

El PP aragonés consiguió el pasado mes de octubre que el Grupo Parlamentario en el Congreso renunciara a defender el trasvase en los Presupuestos. De momento la siguiente fotografía que deberá afrontar el PP de Aragón será la firma de todos los partidos con representación en el Congreso a los que el presidente de Aragón y secretario general del PSOE, Marcelino Iglesias, ha invitado a comprometerse en contra del trasvase. El tema estaba fuera de la campaña hasta que comenzaron a reclamarlo desde las comunidades de Valencia y Murcia.

El trasvase del Ebro fue la medida más polémica contenida en el Plan Hidrológico Nacional aprobado por el Gobierno del PP en 2001. Contemplaba construir una infraestructura para llevar 1.050 hectómetros cúbicos anuales del Ebro a las cuencas mediterráneas. El Gobierno socialista derogó el PHN y apostó por la construcción de desaladoras en el Mediterráneo. En el programa del PP en 2004 se contemplaba terminar la ejecución del PHN. El trasvase es considerado casi un robo de recursos en Aragón y Cataluña y una cuestión de supervivencia agrícola en Valencia, Alicante y Murcia.

Así, Mariano Rajoy queda emplazado por su partido en estas dos comunidades a incluir o descartar el polémico trasvase en el programa electoral, que se elabora en secreto y será presentado el próximo sábado.

Ricardo Costa, secretario regional del PP en la Comunidad Valenciana y hermano de Juan Costa, coordinador del programa electoral, daba por seguro el domingo que el trasvase del Ebro estaría contemplado en el programa electoral del PP.

Cronología de la crisis en el PP por el trasvase del Ebro

- Pilar Barreiro, candidata por Murcia : El PP "hace un programa para todo el Estado, por lo que no se va a hacer una relación de ríos" (29 de enero)- Francisco Camps, presidente de la Generalitat valenciana: "Exigimos la ejecución del trasvase del Ebro, que lógicamente irá en el programa" (31 de enero)- Gustavo Alcalde, presidente del PP en Aragón: Expresa su "oposición rotunda y total" al trasvase (31 de enero). Antonio Suárez, portavoz parlamentario en Aragón, añade que "si el trasvase figura en el programa electoral, Alcalde no liderará el partido" (1 de febrero)- Ricardo Costa, secretario regional en Valencia: "El trasvase seguirá siendo prioritario para el próximo Gobierno presidido por Rajoy" (2 de febrero)- Esteban González Pons, candidato por Valencia: "El PP hará el trasvase del Ebro en ocho o diez años", y mientras tanto habrá "una línea especial de ayudas para los agricultores valencianos" (3 de febrero)- Manuel Pizarro, candidato por Madrid: "Una vez garantizadas las necesidades de agua de Aragón, el agua sobrante no tenemos inconveniente en que se utilice donde proceda" (4 de febrero)

Manuel Pizarro (derecha) junto al periodista de la cadena SER Carles Francino. / ULY MARTÍN

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana