Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
EMPRESAS

Kroonos.com crea la primera red social de intercambio de tiempo

Más de 800 personas intercambian horas para ayudarse en pequeñas tareas - Los favores más frecuentes son clases de idiomas y consejos informáticos - La empresa se puso en marcha con 100.000 euros y cinco empleados

En la película Cadena de favores, Kevin Spacey interpreta a un profesor solitario que un buen día plantea a sus alumnos una tarea compleja: tener una idea que cambie la vida a la gente. Uno de ellos da con la gran fórmula. Hacer un favor desinteresado a tres personas. A cambio, cada una deberá hacer lo mismo con otros tres desconocidos. Así hasta crear una red infinita de favores. La película pasó un tanto inadvertida en cartelera, pero a algunos, como Jesús Hurtado, emprendedor de Internet, le cambió la vida. Tanto que le dio la idea para crear su primera empresa, Kroonos.com.

"Siempre me había obsesionado crear algo en Internet que fuera realmente útil a la gente. Vi la película y empecé a investigar cómo llevar la idea a la red", explica. En noviembre, año y medio después de ese fogonazo visionario, Kroonos.com se estrenó en versión beta cerrada.

Cuenta ya con 850 usuarios que han realizado casi 690 intercambios de tiempo y creado 76 comunidades diferentes. Variedad no falta. Desde gente que ofrece unas horas para pasear el perro de otros, hasta los que piden ayuda para pintar la casa o escribir un guión. Todas las transacciones con la misma regla: el tiempo es la única moneda de cambio. No hay dinero de por medio.

Kroonos se ha convertido en la primera empresa en España en aplicar el concepto tradicional de banco de tiempo a la red social. En España existen más de 50 bancos de tiempo. Países como Reino Unido, Italia y EE.UU. fueron los pioneros. Son organismos locales promovidos por ayuntamientos y asociaciones sin ánimo de lucro para fomentar la cohesión social. Pero, ¿qué mejor que Internet para generar una red de favores?

Basta con registrarse, de momento por invitación, para crear una cuenta de horas. Las tres primeras se pueden ganar fácilmente: pidiendo algún favor, ofreciendo ayuda o invitando a un amigo. Con un saldo positivo de horas, ya es posible realizar transacciones de favores. Luisete ha pagado dos horas a Manrique por recomendaciones literarias; Fguillen, una hora a Paranda por configurar un router Wi-Fi. Son algunos de los favores que se pueden leer en el listado de intercambios.

Los intercambios más habituales son los anuncios para pedir y ofrecer clases de inglés y las ayudas informáticas, desde diseñar una página hasta consejos de posicionamiento en buscadores. Además, cada cual puede crear y administrar su propia red temática. La de libros y lectura ha atraído a 24 personas, pero propuestas menos convencionales, como un curso de milagros, despiertan curiosidad.

La página, de diseño ágil e intuitivo, ofrece un servicio de buzón para facilitar el contacto de los usuarios y las negociaciones de horas. Sin embargo, muchos favores requieren citas en persona. Generar mecanismos de confianza ha sido fundamental para el buen funcionamiento de la comunidad.

"Hemos establecido un sistema de recomendación de usuarios y una aplicación llamada Karma que refleja tu nivel de actividad y el buen o mal uso que haces de la red", explica Hurtado.

Con una inversión de 100.000 euros y cinco empleados, Kroonos busca ahora financiación. En cuanto supere el millar de usuarios abrirán la aplicación al público. El objetivo es conseguir 15.000 a final de año. "Con una masa importante de personas podríamos establecer un modelo de negocio basado en publicidad, aunque ya nos plantemos alternativas como implantar la aplicación en bancos de tiempo tradicionales o en la intranet de empresas para fomentar la cohesión entre empleados".

KROONOS: www.kroonos.com

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de enero de 2008