Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Dos agresiones a médicos en Granada el mismo día

"El médico tardará unos días en incorporarse porque está muy afectado, sobre todo psicológicamente. El agresor ni siquiera cruzó palabra con él en ese momento", explicaba ayer el gerente del Hospital Santa Ana de Motril (Granada), Sebastián Molina. La última agresión al personal sanitario en la comunidad se produjo el pasado martes cuando la pareja de una paciente que esperaba a ser atendida, propinó una paliza a un joven médico residente de 27 años. La agresión se produjo el mismo día en que otro médico resultó amenazado de muerte en el centro de salud de Huétor Tájar (Granada).

El agresor, de unos 20 años, acompañaba a su novia en la sala de urgencias del hospital, cuando se irritó mientras esperaba los informes y radiografías. Tras recriminarle al médico la espera pese a la patente saturación del servicio esa madrugada, el joven se abalanzó sobre el médico para darle golpes y puñetazos hasta que acudió el guardia de seguridad. El agresor será acusado de un delito de atentado contra la autoridad, por lo que podría ser condenado a dos años de prisión. "Recientemente hemos gastado cuatro millones en seguridad sólo en Granada, pero aunque tuviéramos a la policía allí mismo no habríamos evitado la agresión", añadió Molina.

La plantilla del hospital se concentró ayer para mostrar su repulsa ante la agresión. "Víctimas como tú. Agresión no es la solución", resumía una pancarta. Los trabajadores piden que el servicio de urgencias cuente con un servicio continuo de vigilancia.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de enero de 2008