Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres días de arte instantáneo en el museo Reina Sofía

Arte de Acción reúne desde hoy a creadores de 'performances'

El concepto parece sencillo: el Arte de Acción es efímero, visible pero intangible e indefinible por naturaleza. Y esto implica un cajón de sastre donde cabe la poesía visual, videoinstalaciones, cruces entre música y teatro, performances, arte escénico y cuerpo matérico, que pese al nombre sólo significa que "una silla es tan importante como el cuerpo que se sienta en ella".

Desde hoy y hasta el próximo sábado, el vestíbulo del Museo Reina Sofía servirá de escenario para el Primer Encuentro Internacional El Arte es Acción, organizado por el Ministerio de Cultura, que reúne a los principales creadores europeos, americanos y asiáticos del momento. Cada día participarán tres performers durante 20 minutos (con pases desde las siete y media a las nueve de la noche), cuyo reto será sorprender al público con sus "acciones artísticas". "Lo esencial del Arte de Acción es que genera formas intermedias y diferentes de disciplinas como el teatro y la pintura o el cine. No se sirve a una idea, como puede ser el texto de una obra, sino que la realizas directamente en el terreno posconceptual", explica el comisario de la muestra, Bartolomé Ferrando.

Entre los participantes destacan las españolas Esther Ferrer y Concha Jerez, máximas representantes de la vanguardia artística, que desde los años sesenta y setenta, respectivamente, han sorprendido e incluso escandalizado con sus trabajos. A sus 70 años, Ferrer es una activa representante de ideales como los que defendió en el colectivo Zaj, perseguido y censurado por la dictadura franquista. "En aquella época apostábamos por el trabajo minimalista, nos alejábamos de la parafernalia teatral que ahora se ha recuperado en los performances. Es curioso, con el tiempo parece que se ha cerrado el círculo y ahora los artistas vuelven a esa acumulación de elementos que emplean en sus obras. Sigo prefiriendo lo sencillo", añade la veterana creadora. Concha Jerez prefiere el uso de objetos cotidianos: "Defiendo la filosofía Fluxus

[que en los sesenta apostaba por la experimentación entre disciplinas], por lo que empleo herramientas de la vida diaria para mis obras: por ejemplo, con una sartén normal freiré cosas poco habituales, como cristales rotos que tienen en su interior escritos ilegibles autocensurados", describe.

El encuentro del Museo Reina Sofía servirá para dar a conocer las últimas tendencias de otros países, como el trabajo sobre los desaparecidos por las dictaduras que propone el uruguayo Clemente Padín o la inquietante Herma Auguste Wittstock, discípula de Marina Abramovic, que intentará presentar "a qué huele Madrid" como una perfumista del entorno.

Arte es Acción. Vestíbulo de los auditorios de ampliación del Museo Reina Sofía (plaza del Emperador Carlos V, s/n). Jueves, viernes y sábado de 19.30 a 21.00. Entrada gratuita. Aforo limitado. Más información: www.museoreinasofia.es

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de enero de 2008