Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy incluye a Pizarro, hombre próximo a Aznar, en la lista del PP por Madrid

El ex presidente de Endesa será el antídoto popular contra Solbes en economía

No era más que un rumor que había circulado en los mentideros del PP en los últimos meses, pero ayer, después de que la Cadena SER adelantara la noticia, se convirtió en algo más sólido. Y pocas horas más tarde, Mariano Rajoy lo confirmó: Manuel Pizarro, ex presidente de Endesa, irá en la lista al Congreso por Madrid, casi con seguridad de número dos. Será el peso pesado económico con el que contará el líder del PP para enfrentarse al número dos del PSOE en la capital, el vicepresidente Pedro Solbes. La Ley de Paridad sólo obliga a poner dos mujeres entre los cinco primeros, no dice en qué orden.

Los deseos de entrar en política de este empresario de 56 años, abogado del Estado de profesión y ariete contra el Gobierno del PSOE en la larguísima batalla de la OPA de Gas Natural, son muy conocidos en el PP. Pizarro es un hombre muy cercano a José María Aznar -con quien organiza frecuentes cenas, según algunas personas invitadas a esos encuentros- y tiene muchos amigos en el PP. Este partido apoyó sin fisuras al presidente de Endesa en su lucha para que fuera una empresa alemana, E.ON, y no la catalana Gas Natural, quien comprara la eléctrica. Ahora Pizarro devuelve ese favor.

El empresario es el candidato natural a la vicepresidencia económica del PP

Dirigentes populares pensaron que estaba descartado cuando fichó por Telefónica

Las ganas que tenía Rajoy de incorporar al empresario a la política vienen de lejos, de cuando éste demostró su fortaleza a la hora de enfrentarse a José Luis Rodríguez Zapatero. Sin embargo, la incorporación al consejo de Telefónica del industrial turolense, hace sólo un mes, hizo pensar a los dirigentes consultados que esa posibilidad se esfumaba. Varios cuadros del PP pensaban que Pizarro se incorporaría a la política después de las elecciones si Rajoy ganaba, para entrar como responsable económico del Gobierno, pero no antes, ya que supone asumir un gran riesgo y perder mucho dinero. El empresario dejará el consejo de Telefónica de inmediato.

Pizarro se convierte automáticamente en el principal candidato del PP a la vicepresidencia económica si gana las elecciones. El número dos por Madrid siempre ha llevado acarreada esa responsabilidad. En el caso del PSOE ésta es una novedad, pero no en el del PP. En las elecciones de 2004 fue Rodrigo Rato, gran rival de Rajoy en la sucesión de Aznar, quien le acompañó en los carteles como número dos por Madrid.

La negativa de Rato a volver a ocupar ese puesto -prefirió concentrarse en la actividad privada para aumentar la fortuna familiar después de dejar el FMI a mitad de mandato- ha obligado al líder del PP a buscar hasta debajo de las piedras para encontrar un número dos potente. Finalmente, y sólo después de que las encuestas coloquen a los populares en posición de firme aspirante, pudo convencer a Pizarro.

La entrada de este fichaje desplaza a Juan Costa, que encabezará la lista por Castellón. El ex ministro, delfín de Rodrigo Rato, ha sido el artífice de las últimas propuestas económicas del PP. Costa se fue a la empresa privada cuando los populares perdieron el Gobierno, y volvió en el verano de 2007 para ayudar a Rajoy, renunciando también a mucho dinero. La llegada del empresario aparta a Costa como cabeza visible para vender la alternativa del PP en tiempos de incertidumbre económica, uno de los ejes de la campaña de los populares. Costa, a su vez, había desplazado con su regreso a Miguel Arias Cañete.

Mientras, en la otra gran batalla de la lista de Madrid, la de la presencia o no de Alberto Ruiz-Gallardón, la dirección del PP recordó ayer que, según los estatutos, el comité nacional, que se reúne este jueves, puede rellenar cualquier lista sin consultar a los comités provinciales.

Así, Madrid podría enviar sólo el cabeza de lista y ver cómo la dirección decide otros puestos sin consultarle. Génova mandó el lunes un fax a todas las direcciones provinciales y regionales, incluida Madrid, para exigirles que mañana los comités provinciales envíen "única y exclusivamente" los nombres de sus propuestas para los cabezas de lista, algo que no ha sentado nada bien en el partido que dirige Esperanza Aguirre, gran rival política de Gallardón. De esta manera, se impide a Madrid que envíe, como había amenazado, una lista en la que no esté el alcalde. Tendrá que mandar sólo el número uno (Rajoy) y será el comité dirigido por Javier Arenas quien incorpore a los demás.

De momento, nadie ha consultado con Aguirre, presidenta del PP de Madrid (90.000 militantes), la incorporación de Pizarro, que Rajoy propondrá al comité nacional. Está por ver si el líder hará lo mismo si finalmente, como asumen todos los consultados, incluye a Gallardón.

Otro de los que estarán casi con seguridad en los puestos de cabeza en Madrid, el portavoz parlamentario, Eduardo Zaplana, reivindicó su papel y se mostró confiado en que el líder le pondrá en buen lugar: "Ésta ha sido la legislatura más dura que me ha tocado vivir. Tengo toda la confianza en Rajoy. Le he ayudado, y el destino que nos asigne será, estoy seguro, un buen destino. Las valoraciones que tenga que realizar, si son positivas las haré, y si no, no las escucharán ustedes".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de enero de 2008